Looking for Something?
Menu

Lorenzo Servitje

Por Rodrigo García:

Conocerlo fue una de esas suertes que me ha dado la vida: estar cerca de un personaje crucial en la historia moderna de mi país, un hombre que se dedicó a construir patria, un señor de los periódicos, uno de esos héroes imposibles. Don Lorenzo fue enorme, claro, pero lo fue mucho más por las cosas que el país entero no podía saber de él. Estoy convencido de que su mejor lado era uno que muy pocos pudieron ver y disfrutar; el lado íntimo y cariñoso de Lorenzo Servitje fue una de sus obras más grandes.

El asunto con los críticos de los prohombres es que no pueden verlos con sus nietos, con sus bisnietos, con sus hijos, en las navidades; es que sólo los juzgan (no puede ser de otro modo) por los errores cometidos en una larga trayectoria pública, por sus filias y sus fobias políticas, ajenos a la suavidad que sólo se ve cuando estamos con la guardia baja, dando y recibiendo amor, compartiendo la mesa y la vida; cuando podemos ver cómo viven los momentos vulnerables y entrañables de la vida familiar. Me tocó ver a don Lorenzo en momentos de enfermedad, llorando siempre cuando recordaba a su adorada Carmen, resolviendo con firme delicadeza los desarreglos familiares, dudar ante el mundo, cuestionarse siempre, dar pasos inciertos ante la realidad evasiva y cambiante de la posmodernidad. Con su firme ejemplo, lo vi inculcar en su familia una austeridad y una sencillez implacables, desde la empatía del compromiso social, el trabajo y el sacrificio por el otro. Seguir leyendo

Un Refugio contra los Animales Nocturnos

Por Oscar E. Gastélum:

“Civilization is a horizon which we can approach, while barbarity is a background from which we seek to move away; neither condition can be entirely identified with particular beings. It consists of acts and attitudes that are barbarian or civilized, not individuals or peoples.”

― Tzvetan Todorov

Habemos seres que, para consternación de la gente que nos rodea, no podemos abstraernos de los triunfos que el fascismo ha cosechado en los últimos meses alrededor del mundo. Y es que para nosotros, esta crisis civilizatoria no es un asunto ajeno y distante, pues sentimos como una tragedia personal e íntima el inminente colapso del entrañable orden democrático y liberal que en las últimas décadas produjo un salto cuántico económico, tecnológico y social, inédito en la historia de la humanidad. Además, en mi caso, el hecho de que la primera pieza de este desastroso efecto dominó haya caído precisamente en mi amada Gran Bretaña, gracias al disparate injustificable de Brexit, equivale a exprimir un limón sobre una herida supurante. Pero ante un panorama tan lúgubre y ominoso, no queda más que resistir y seguir luchando, desde nuestras modestas trincheras, a favor de los valores que consideramos más sagrados. Seguir leyendo

A favor de la desobediencia

Por Nerea Barón:

Cuenta Ende, en El espejo en el espejo, la historia de un joven que debe superar una prueba para salir de la ciudad-laberinto en donde creció. Él no sabe de la naturaleza de la prueba pero confía en sí mismo, en la instrucción de su padre y en sus alas con las que saldrá volando, construidas de sueños, de plumas y de huesos. Así, pues, convencido de que vencerá, salé volando el día elegido con una red de pescador sobre su cuerpo, según lo requiere el ceremonial. De pronto, siente que alguien jala de su red: es un mendigo que le solicita que se lleve un pedacito mínimo de su desdicha, apenas una muleta. El joven cree que esto no le va a afectar, así que accede, pero esa situación se repite varias veces con distintas personas del pueblo hasta que su red pesa tanto que le impide elevarse alto y, como es previsible, termina por fallar la prueba. Su misión había sido ser desobediente. Seguir leyendo

Monstruos en la mochila

Por Alejandra Eme Vázquez:

Mochila, mochila

Mochila, mochila

Todo lo que quieras búscalo dentro de mí

Llena estoy de cosas que yo guardo para ti Mochila, mochila 

Mochila mochila 

Dora la Exploradora

* Una mandarina podrida que estaba ahí desde las posadas.

* Un trozo de sándwich de atún envuelto en una servilleta, lleno de moho.

* Cuatro escuadras idénticas, de distintos juegos de geometría, con tendencia a esconderse justo cuando el profesor de matemáticas pide sacarlas.

* Tres trompos.

* Una pera a medio comer.

* Un cuchillo para untar el queso del lunch.

* Tres piedras recogidas del deportivo “porque estaban bien bonitas”, y nunca vueltas a sacar.

Tal es el saldo promedio de objetos confiscados después de aplicar el operativo Mochila Segura en una escuela de educación básica en México, cualquier día de éstos. Seguir leyendo

En un rincón del bosque

Por Deniss Villalobos:

“La gloria de la amistad no es la mano extendida, ni la sonrisa bondadosa,
ni la alegría de la compañía; es la inspiración espiritual que sientes
cuando descubres que alguien más cree en ti.”

Ralph Waldo Emerson

Me gustan esas amistades con las que puedes no hablar durante meses para que después, como si acabaran de haber pasado el día de ayer juntos, regresen a tu vida sin mucho alboroto. Amistades tranquilas que son como aire fresco, a las que te acercas cuando necesitas un respiro y nunca tienes que saludar con un hola porque jamás se dicen adiós. Amigos con los que eres como Pooh y Piglet, con los que cualquier momento se siente como compartir un tarro de miel.

Y es que, a decir verdad, no tengo muchos amigos. Con el tiempo un montón de personas se han ido de mi vida y siendo honesta no echo de menos a nadie. No me molesta estar sola. Puedo ver las estrellas sin que alguien se acueste a mi lado, no me molesta ver una película en la que soy la única persona sin pareja y disfruto de comer en mi restaurante favorito sin importar quién me acompañe. Y a pesar de no tener problemas con andar por mi cuenta, a veces decido dar caminatas largas al lado de gente a la que amo. Seguir leyendo

Antes que la unidad

Por Frank Lozano:

El país está bajo ataque, nadie tiene duda de ello. En el ánimo nacional cala hondo la agresiva agenda que el presidente Donald Trump intenta imponer de forma unilateral a nuestra nación, tanto en temas comerciales, como en temas de seguridad fronteriza y derechos humanos. Más allá de lo que diga o haga Donald Trump, el malestar nacional se concentra en una figura, nuestro propio presidente, Enrique Peña Nieto.

Este hombre hace un llamado a la unidad. Se trata del mismo hombre que promovió y presumió al hoy prófugo exgobernador de Veracruz, Javier Duarte. Es el hombre que negó la existencia de un problema de seguridad, hasta el punto en que, territorios que habían sido recuperados por el Estado, fueron nuevamente cedidos al crimen organizado.

Es el hombre que ha encubierto sistemáticamente lo ocurrido con los cuarenta y tres estudiantes desaparecidos. El hombre que se autoexoneró frente al monumental conflicto de interés que representó la Casa Blanca y que, no conforme con eso, volvió a premiar a Virgilio Andrade, convirtiéndolo ahora en Director de BANSEFI. Seguir leyendo

Meridiano de Hiel

Por Oscar E. Gastélum:

‪”Stuck in a familiar past, they do not believe change for the worse can happen, even when it is happening in front of them.”

Nick Cohen

“Moral law is an invention of mankind for the disenfranchisement of the powerful in favor of the weak. Historical law subverts it at every turn.”

Cormac McCarthy

 

La semana pasada el mundo fue testigo de un capítulo trascendental en el amargo enfrentamiento entre México y el energúmeno fascistoide que, para vergüenza eterna de Estados Unidos, habita la Casa Blanca. Y es que el gobierno mexicano, encabezado por el Señor Presidente de la República y el aprendiz de canciller Luis Videgaray, nuestro impotente y torpe dúo dinámico, fue obligado a recordar brevemente lo que es la dignidad y se enfrentó a una situación en la que no le quedó de otra más que responder la enésima humillación a la que lo sometió Donald Trump con la cancelación del viaje oficial que el presidente realizaría a Washington esta semana. Pero a pesar de que fue tardío (Peña Nieto, haciendo gala de su proverbial pusilanimidad, desaprovechó la oportunidad de cancelar el viaje una noche antes de que Trump lo forzara a hacerlo con un tuit iracundo y soez) ese gesto de amor propio y firmeza provocó una reacción de solidaridad tajante y esperanzadora en la opinión pública norteamericana y mundial.

Seguir leyendo

Sobre la obsesión con el amor romántico (y otras formas de acompañarse)

Por Nerea Barón:

“Los amorosos andan como locos

porque están solos, solos, solos,

entregándose, dándose a cada rato,

llorando porque no salvan al amor”.

Los amorosos, Jaime Sabines.

No importa si se desata la Tercera Guerra Mundial, si hace calor o frío, si en el trabajo hay buenas nuevas. Para el enamorado todo queda supeditado a ese mensaje no contestado, a esa conversación fatal que repite una y otra vez en su cabeza con pequeñas modificaciones y claro, a sus labios, a su sonrisa, al calor de su abrazo.

El amor romántico en su versión más voraz lo toma todo, lo pide todo y no deja un solo resquicio para la vida. Se presenta siempre con urgencia: el enamorado pierde semestres enteros en la escuela por ir a recostarse en las piernas del amado durante el horario de clases, se muda a lugares fríos sin trabajo ni pertenencia, se queda paupérrimo, se niega salidas y otras pequeñas alegrías que no llevan el nombre de su amor. Se va vaciando.

Bajo esa idiosincrasia, la soltería se vuelve persecutoria para el enamorado de vocación y, en sus periodos de soledad, siente cómo las paredes de su casa se estrechan y le falta el aire; no es un vacío, es una nada que lo llena todo, que lo vuelve insoportable. La soltería es un mientras tanto incómodo por el que a menudo se deambula sin elegancia.

Seguir leyendo

Guía práctica para el bello sexo

Por Alejandra Eme Vázquez:

CAPÍTULO I. DARSE SU LUGAR

En diversas ocasiones y distintos contextos se escucha una idea constante respecto a la naturaleza y características del vivir en este mundo bajo el inefable signo de lo femenino, alrededor del cual se han construido tantos mitos y elevado tantas plegarias, que hay quien piensa equivocadamente que más que una condición o un formato se trata de una mística. Esta idea se articula más o menos de la siguiente manera, palabras más, palabras menos: “La mujer debe estar en el lugar que le corresponde”.

Pues bien, las nobles personas que esta idea repiten no pueden tener más razón.

Seguir leyendo

Romper cosas

Por Deniss Villalobos:

“You be as angry as you need to be,” she said.
“Don’t let anyone tell you otherwise. Not your grandma, not your dad, no one.
And if you need to break things, then by God, you break them good and hard.”

 Patrick Ness, A Monster Calls

He aquí una confesión: me gusta estar enojada. No enojada todo el tiempo y preferiblemente no por tonterías, pero cuando existe una razón que me parece válida no intento contener mi ira y siempre he creído que enojarme un rato y mandar todo al diablo me hará, eventualmente, sentir mejor. Me chocan esos consejos que invitan a mantener siempre la calma, a no subir la voz, a no gritar y perdonar siempre de inmediato porque “estar enojado te hace daño”. Puede ser. Pero si solo es algo pasajero ayuda mucho. Seguir leyendo

Efemérides

uncached

Twitter