Looking for Something?
Menu

Notas sobre el futuro

Por Deniss Villalobos:

…the future, the doorway that belongs to you and me.

Mary Oliver

I

Mis hijos llegarán al mundo con espuma de mar en las venas y tierra en las uñas, sospecho que en sueños hablarán escocés gaélico y viajarán en trenes donde suenen lenguas romances, y de día, sin darse cuenta, silbarán canciones sobre marineros mientras se comen un muégano y van por el mundo con todos los nombres de nuestra historia grabados con sangre y costras en las rodillas. Pienso en un niño o una niña o las dos cosas corriendo en un jardín que aún no existe y en algo tan simple lo que veo es magia. Quizá una forma de salvar al mundo es formar una familia que permanezca abrazada en la oscuridad, que camine de la mano bajo el sol y se separe, a veces, con una sonrisa. Seguir leyendo

La esperanza de México

Por @Bvlxp:

Los momentos de incertidumbre son fecundos para el oportunismo. En la desesperación y la confusión aflora el ansia por la salida fácil. Nadie quiere complicarse la vida cuando la está pasando mal; es contra natura urdir entre los problemas para encontrar la salida: ante un nudo demasiado apretado mejor rompemos la bolsa. Es justo el momento que vive México; un momento de suma desesperanza y desazón, en el que unos con mucho éxito prometen salidas fáciles y soluciones cortas que acabarán de golpe y porrazo con este infierno nacional y cotidiano. En estas circunstancias afloran los falsos profetas que se aprovechan de que cuando la neblina del entendimiento aflora en medio de la desesperación, nadie alcanza a darse cuenta de que, si la salida fuera tan fácil como estos la pintan, otros ya la hubieran tomado hace mucho para vestirse de gloria. Este es el momento mexicano actual. Seguir leyendo

Manchester united

Por Oscar E. Gastélum:

“So, this is terrorism’s perfect expression: the random massacre of kids coming out of a pop concert they’d no doubt been looking forward to and talking animatedly about for weeks, kids united only moments before in music and fun.”

– Howard Jacobson

Hace apenas una semana expresé en este espacio mi consternación ante el cobarde asesinato de Javier Valdez y Miriam Rodríguez, dos mexicanos y seres humanos excepcionales en su decencia y valentía. Y también confesé el asco y la perplejidad que me provoca saber que existen alimañas desalmadas, sin honor ni vergüenza, capaces de ejecutar fríamente a hombres y mujeres cabales e indefensos. Pero, como también advertí en ese mismo texto, nuestro martirizado país no tiene el monopolio del horror inexpresable ni el de la vileza incomprensible, y esto volvió a quedar muy claro tras el atentado terrorista de este lunes en la hermosa ciudad británica de Manchester.

Y es que sólo un monstruo sádico y despreciable, o un subnormal intoxicado con una ideología monstruosa como el islamismo, sería capaz de atacar un evento festivo, un concierto de pop repleto de niñas y adolescentes inocentes, y además hacerlo con un artefacto explosivo cargado con clavos y tornillos para provocar la mayor cantidad posible de muertes infantiles y asegurarse de que las heridas de los sobrevivientes sean tan terribles como para cambiar sus vidas para siempre. Sí, aunque parezca increíble, la noche del lunes uno de nuestros congéneres, tras largas jornadas de cuidadosa planeación, decidió asesinar a la mayor cantidad de niñas posible, y lo hizo en nombre de su dios y ciegamente convencido de que su salvaje crimen en realidad era una proeza, un virtuoso acto de fe que le garantizaría un lugar en el paraíso. Seguir leyendo

A mis alumnas

Por Nerea Barón:

Quiero que sepan que cuando decidí ser su profesora fue porque tenía sentido para mí regalarles mi tiempo. Así es: regalar. No se dejen confundir por la palabra «trabajo», que evoca fastidio, deber y cansancio. Yo no trabajo porque mi tiempo no tiene precio. El dinero confunde, pues de tan necesario que resulta, lo empezamos a vivir como un yugo cuando debiera tratarse de un simple intercambio: das y recibes como inhalas y exhalas, como hablas y escuchas.

Yo he recibido mucho en este trabajo y he buscado escucharlas. No sólo sus comentarios en clase, también sus pequeñas rebeldías, sus entusiasmos. Les confieso que hay algo a lo que nunca me acostumbré del todo en mi labor como docente: en tanto adulto responsable era mi deber ponerles límites, ¿pero cómo podía ser esa autoridad severa que a veces la circunstancia ameritaba cuando, simultáneamente, dedicaba mis clases a fomentar el ejercicio de la autonomía? Seguir leyendo

De quijotismos

Por Alejandra Eme Vázquez:

A los hombres les gusta hablar de las mujeres.

Así no tienen que hablar sobre sí mismos.

Virginie Despentes

DULCINEAS

Cuando se autonombra caballero andante, Don Quijote necesita una doncella a quien ofrendar sus victorias y por quien morir, llegado el caso. Entonces se acuerda en su locura de Aldonza Lorenzo, una mujer del Toboso que había sido su crush cuando estaba cuerdo, y en ella se basa para inventarse un personaje a modo a quien llama Dulcinea del Toboso. Y sólo eso necesita, un nombre que nunca tiene un cuerpo ni un rostro específico porque sólo está para ser contemplada “como conviene que sea una dama que contenga en sí las partes que puedan hacerla famosa en todas las del mundo”. En el universo que piensa Don Quijote, cualquier mujer estaría feliz de tener un caballero que la proteja porque así lo dictan los libros de caballerías que le han absorbido el seso; por eso necesita ignorar que en lugar de damiselas en apuros se encuentra con mujeres que rechazan sus desplantes caballerescos, porque necesita una doncella débil y victimizada para existir. Seguir leyendo

Las mujeres que leo

Por Deniss Villalobos:

Alejandra Arévalo, en su canal de YouTube Sputnik y en conjunto con LibrosB4Tipos, lanzó una convocatoria a la que ya varias se han sumado: crear un top 10 con las autoras que, de una u otra forma, han sido importantes para nosotras y así compartir con más personas los libros escritos por mujeres que nos han ido formando. Una interesante actividad para ayudarnos a descubrir nuevos nombres y las próximas lecturas que, con suerte, cambien algo en nuestra forma de ver el mundo, nos contesten alguna pregunta, y en especial que nos dejen con más dudas que podamos resolver leyendo aún más autoras y hablando con otras mujeres. Seguir leyendo

Javier Valdez

Por Frank Lozano:

Del cobarde asesinato del periodista Javier Valdez Cárdenas preocupa todo. No es una muerte más, es una muerte que lleva implícito un mensaje terrible: quien quiera puede matar a quien quiera donde quiera y no va a pasar nada.

No importa si eres un activista que lucha por los desaparecidos, como el caso de la señora Miriam Rodríguez, o si eres una joven como Lesby Berlín, un reportero o simplemente un ser vivo.

En México nos matan de nada y de todo. Por estar en el momento y en el lugar equivocado. Por decir, por escribir, por protestar, por sacar dinero del banco, por tener un auto o por ir en el transporte público, por salir de noche, por lo que sea. Seguir leyendo

Tres postales desde el infierno mexicano

Por Oscar E. Gastélum:

“En Culiacán, Sinaloa, es un peligro estar vivo y hacer periodismo es caminar sobre una invisible línea marcada por los malos que están en el narcotráfico y en el gobierno, es un campo minado. Uno debe cuidarse de todo y de todos.”

 Javier Valdez Cárdenas

No importa cuánto nos esforcemos (en legítima defensa) por abstraernos del infierno que nos rodea. De nada sirve que levantemos muros físicos y virtuales para tratar de resguardarnos y de tener el menor contacto posible con la cruda realidad nacional. O que nos refugiemos en nuestros escasos seres queridos y, si somos afortunados, nuestras múltiples pasiones. Sí, a final de cuentas, para un mexicano todos esos esfuerzos terminarán siendo inútiles, pues México, con su hedor insoportable a sangre, miseria y corrupción, siempre acabará colándose entre las grietas de nuestras murallas e imponiéndonos su turbadora presencia, haciéndonos testigos involuntarios de su repelente inmundicia. Y eso en el mejor de los casos, pues nunca debemos de olvidar que habitamos un país en el que todos estamos expuestos a abandonar en cualquier momento la “privilegiada” condición de testigos asqueados, para convertirnos súbitamente en víctimas-protagonistas de la injusticia, la imbecilidad criminal y la vileza sin límites. Seguir leyendo

Gracias por tus lágrimas

Por Nerea Barón:

Para todos aquellos con quienes he compartido llanto.

“Para el místico, la lágrima es el signo del amor, el signo de que nuestra humanidad se une de pronto a la divinidad.”

J. -L. Charvet, La elocuencia de las lágrimas.

Si tuviera un hijo, una hija, me gustaría enseñarle a llorar. Enseñarle que eso que se derrite dentro no debe infundirle temor ni mucho menos vergüenza. Las palabras son fronteras que delimitan pero también encierran y en el caso del llanto nos hemos encargado de despojarlo de su aura redentora con semánticas inclementes. ¿Ser qué: débil, azotado, sufriente, exiliado, menesteroso, incómodo, cobarde?

Le enseñaría a mi hijo a no escuchar la bulla del miedo y resistir la tentación de cercenarse para caber en el armazón del fuerte. «La aparición de las emociones, con su fuerza secreta y abiertamente desestabilizadora, excede el discurso conceptual preocupado por conservar el control de toda circunstancia», dice Catherine Chalier en El tratado de las lágrimas. Estamos frente al abismo: no controlamos nada. Seguir leyendo

Lo que callamos las docentes

Por Alejandra Eme Vázquez:

Día del maestro. Día de honrar, congratular y encumbrar una de las actividades más estereotípicas de cualquier sociedad, de ésas que aún hoy se creerían indispensables si hiciéramos esa dinámica de elegir 10 profesiones para iniciar una nueva civilización. Pero por más que los comerciales de la Reforma Educativa pinten un ambiente de aula maravilloso por el que nunca pasa el tiempo y que se transforma con el rayo reformizador, la verdad es que esto de la docencia no siempre es miel sobre hojuelas y casi nadie habla de eso; a cambio, se idealiza el trabajo frente a grupo y se sataniza a quienes cuestionan o protestan, estigmatizándolos como lacras del profesorado.

Porque lo que conviene es, como en todo, ni moverle; más ahora que la Reforma Educativa está pidiendo ambientes esterilizados y asépticos en los que los docentes cumplamos un estándar de “calidad” no muy distinto al de las máquinas en una cadena de producción. Y con mayor vigilancia. Así que por todo esto, y como después de 18 años de ejercerla me he dado cuenta de que dar clases se trata más de salir mucho más embarrada que limpia, en este día del maestro les voy a contar en exclusiva siete secretos del lado oscuro de la docencia (pero no le vayan a decir a nadie): Seguir leyendo

Efemérides

uncached

Twitter