Looking for Something?
Menu
Posts Tagged for

política

Vidas paralelas

Por Oscar E. Gastélum:

“The day may dawn when fair play, love for one’s fellow-men, respect for justice and freedom, will enable tormented generations to march forth serene and triumphant from the hideous epoch in which we have to dwell. Meanwhile, never flinch, never weary, never despair.”

—Winston Churchill

“The real division is not between conservatives and revolutionaries, but between authoritarians and libertarians.”

—George Orwell

Tenía pensado utilizar esta entrega para hacer una brevísima reseña de mis libros favoritos del año, pero el viernes pasado mi novia me obsequió “Churchill and Orwell” de Thomas E. Ricks como regalo de aniversario y tuve que cambiar de planes y dedicarle esta columna al urgente y poderoso mensaje contenido en la obra de Ricks. Sí, era muy obvio que devoraría en un fin de semana un libro dedicado a dos de mis más grandes ídolos, y sobre todo uno tan sabroso y bien escrito como este. Pero la importancia del libro va más allá de lo obvio, pues aunque la comparación dista mucho de ser original, recordemos que el gran Simon Schama ya había jugado a Plutarco dedicando todo un capítulo de su “History of Britain” (atinadamente titulado “Endurance”) a desentrañar los paralelismos entre estos dos colosos del siglo XX, hoy en día, ante la profunda crisis que atraviesa el mundo moderno, no podría ser más oportuna. Seguir leyendo

Entre mi verdad y la tuya

Por Nerea Barón:

La convivencia con las otras personas es, entre otras cosas, un espacio de negociación de verdades: se entretejen percepciones, se defienden puntos de vista y, en el mejor de los casos, se llega a ciertos consensos para, más tarde, llamar realidad a esa construcción conjunta.

Si no hay un otro que constate o reconozca de alguna forma nuestra verdad, sostenerla se vuelve sumamente angustiante y es fácil comenzar a dudar de ella. ¿No son los locos, en última instancia, personas con una verdad inaccesible para el resto? La película Twelve monkeys (1995) retrata bien ese problema cuando Cole (Bruce Willis), viajero del tiempo, empieza a creer que su misión es una alucinación, pues es una verdad que no es compatible con la verdad de las personas que le rodean, al ser éstas personas del pasado para quienes los viajes en el tiempo no existen.

Esto da lugar a problemas de tipo político, pues si la construcción de verdad es de orden social, importa quién lleva la voz preponderante. La normalización de ciertas dinámicas de poder a menudo ha sido confundida por verdad (que como tal es “obvia” e irrefutable), haciendo que las voces disidentes suenen delirantes y sea más difícil escucharlas o darles validez.

De igual manera, en nuestra vida personal pasa algo semejante. De acuerdo con el budismo, hay tres tipos de enajenación que te arrancan del presente: volcar la atención sobre el futuro, sobre el pasado, o sobre la mente de los demás. Los tres tienen un común denominador: a ninguno de ellos tenemos acceso real. El pasado sólo se puede atender a partir de sus consecuencias –que pertenecen al presente–, el futuro sólo se puede atender cuidando el presente que le dará luz, y la mente de los demás sólo puede tener un lugar cuando éstos deciden pronunciarse, no antes ni después.

Sin embargo, maleducados en el arte del presente como estamos, vivimos dándole realidad a eso que, de suyo, no la tiene. Y en particular, cuando se trata de la percepción ajena, inferida desde la especulación solitaria o cachada al aire en donde no hay un diálogo abierto, no hace sino debilitarnos y descuidar la pregunta de fondo: ¿cuál es la verdad que nosotros suscribimos y por qué?

Con esto no pretendo defender verdades asociales, como si pudiéramos construirnos una visión del mundo sin nutrirnos del afuera, ni mucho menos fomentar una postura tiránica en la que se le niegue la escucha al otro, pero retomando la dimensión política de la construcción de verdad, sí creo que volcar toda la atención en la verdad del otro es una forma de dejar de escucharnos a nosotros mismos. Intuyo, además, que es un asunto de género: a las mujeres en particular se nos ha educado para supeditar nuestra verdad a la verdad del otro.

Conecto con la angustia del loco, insistente en marcar un punto que nadie más valida. A veces hace falta soportar esa soledad perceptual y actuar en consecuencia, aunque nadie más entienda por qué. Al final, quién dijo que el mundo era sólo uno o que las encrucijadas tenían una sola salida posible.

La cargada en marcha

Por Frank Lozano:

Más sabe el diablo por viejo que por diablo. Ese es el PRI, el diablo viejo de la política mexicana. Desde el año dos mil y posteriormente en el dos mil seis, la mala hierba no murió. En los umbrales de la elección presidencial del 2018, todo parece indicar que la estrategia de retención de la presidencia de la República, finalmente tiene un nombre y un rostro: José Antonio Meade.

Dicha estrategia, plenamente identificada por tiros y troyanos, pasa por la fragmentación del voto, el debilitamiento del Frente (no) Ciudadano, para buscar que la elección se polarice entre los tricolores y Morena. Hasta el momento, al diablo le están saliendo perfectamente las cosas.

El gran tonto (Enrique Peña Nieto), está resultando una revelación para la estrategia política. El golpeteo a los promotores del frente ha logrado empañar más la imagen de por sí desdibujada, que representa la unión forzada entre PAN, PRD y Movimiento Ciudadano.

Anaya, Barrales y Mancera, un día sí y otro también, ocupan una buena parte de su tiempo en defenderse; al mismo tiempo, tienen que lidiar con las presiones internas de sus militancias, quienes exigen definiciones claras para lo que viene. Seguir leyendo

El formidable Doctor Meade

Por Oscar E. Gastélum:

“Quiero que me hagan suyo, me tengan cerca y me acompañen en esta aventura para hacer de México una potencia”.

— José Antonio Meade ante la CTM

Desde esta humilde tribuna quisiera celebrar y sumarme al luminoso tsunami de esperanza, regocijo y energía positiva que, gracias a la bienaventurada nominación del DOCTOR José Antonio Meade como candidato presidencial del PRI, ha recorrido hasta el último rincón del vasto territorio nacional. Desde los cinturones de miseria del Estado de México, hasta la más recóndita de las fosas masivas clandestinas en la sierra de Guerrero, y desde los manglares desecados de la península de Yucatán (hoy transformados en magníficos estacionamientos), hasta los áridos territorios fronterizos controlados por el narcotráfico. Y es que no creo que sea exagerado afirmar que el hábil dedo de nuestro querido y admirado redentor, Licenciado Enrique Peña Nieto, puso a todo el país en éxtasis cuasi clitórico con su atinada designación. Hace mucho frío al otro lado de la ventana mientras escribo estas emocionadas palabras, pero en mi corazón brilla el Sol. Y lo mismo sucede en el pecho de todos los mexicanos de bien, desde el más humilde hasta el más bendecido por la vida. Desde el plutócrata que evade impuestos en alguna hermosa isla del Caribe, hasta el feminicida que sueña con morir impune, desde el retoño de un líder sindical que recorre el malecón de Miami en su Ferrari, hasta el modesto huachicolero. Seguir leyendo

Robándonos

Por @Bvlxp:

El discurso político en México es un perro que corre frenético en círculos buscando morderse la cola. No parecería haber forma de escapar a nuestro dilema. No existen voces frescas y las voces viejas, las que sólo pueden ofrecer experiencia, parecen no haberse enterado del hartazgo y la sed de cambio. Seguir leyendo

Adiós a la propaganda hueca

Por Frank Lozano:

La Suprema Corte de Justicia de la Nación ordenó al Congreso legislar en materia de regulación de la propaganda gubernamental. Los gobiernos han hecho del derecho a la información un mecanismo de control tanto de los medios como, indirectamente, de las audiencias.

En nuestro país, el modelo de comunicación predilecto de los gobiernos es el dinero. Solamente el gobierno federal ha gastado a lo largo del sexenio alrededor de 38 mil millones de pesos en promover su imagen. Los gobiernos tienen la obligación de informar y rendir cuentas, pero cuando en aras de esa obligación se convierte el presupuesto en un mecanismo para premiar o castigar medios, se pasa de la información a la manipulación. Seguir leyendo

Al filo

Por Frank Lozano:

La remoción de Santiago Nieto, como titular de la FEPADE, ha desatado una nueva crisis política en el país y se suma a otras acciones en las que el poder ejecutivo federal genera desconfianza.

Al parecer, la Presidencia de la República y el PRI decidieron crear un embudo en torno a las instituciones que más dolor de cabeza le traen al régimen. Tristemente, estas tres instituciones descabezadas son uno de los pilares fundamentales que sostienen el Estado de Derecho: la Procuraduría General de Justicia de la República, la Fiscalía Especial para Delitos Electorales y el Sistema Nacional Contra la Corrupción.

El mensaje que manda esta maniobra es terrible. Devela la imagen de un gobierno calculador, cuyo nivel de cinismo rebasa en mucho a cualquier otro. Los criterios contra la remoción de Nieto no se aplican con la misma vara. La filtración de información ha estado presente en este y en otros gobiernos, y en éste, como en otros casos, es igual de repudiable. Seguir leyendo

Los copitos: la fragilidad ante las ideas

Por @Bvlxp:

El fenómeno de los snowflakes en Estados Unidos comienza a manifestarse con creciente fuerza en México. Los apodados snowflakes son jóvenes por lo general acomodados, que estudian y viven en universidades y ciudades identificadas como “progresistas” de Estados Unidos y que tienen como su principal característica una aversión al debate y una delicadeza de espíritu que hace que les sea imposible escuchar ideas que rompan con la versión idílica que tienen del mundo, de la moralidad y del discurso público. Son delicados como copos de nieve, individuos que más que estar dispuestos a luchar por lo que creen entrándole al debate abierto de las ideas, luchan, con creciente violencia, porque nadie les pinche la burbuja en la que viven.

La presidencia de Barack Obama y la victoria del verdadero progresismo en las guerras culturales durante su mandato (principalmente por la vía judicial, hay que decirlo), propiciaron el ascenso de la derecha radical en Estados Unidos, lo cual acarreó no sólo el resurgimiento en la esfera pública de discursos políticos abiertamente odiosos que creíamos que la derrota del fascismo y la prevalencia de la democracia liberal habían enterrado para siempre, sino una cerrazón del ala ideológicamente identificada como progresista a defender con vigor y con apego a los valores liberales, estos triunfos ante el resurgimiento de los valores retardatarios. Seguir leyendo

Desde Rusia con terror

Por Oscar E. Gastélum:

 

“Putin placed his bet on the basest instincts and won. Even if he disappeared tomorrow, we would remain as we are.”

– Svetlana Alexievich

Las últimas tres semanas del verano de 1999 fueron un auténtico suplicio para el pueblo ruso. Y es que una ola de atentados terroristas, atribuidos por las autoridades y por la sabiduría popular a separatistas chechenos, sumieron al país entero en un estado de paranoia y rabia colectiva que desembocó, unos meses más tarde, en la renuncia de Boris Yeltsin a la presidencia y en el ascenso al poder de Vladimir Putin. Es decir, en la muerte prematura de la incipiente democracia rusa. Pero todo comenzó el 31 de agosto, cuando una bomba estalló en un concurrido centro comercial matando, milagrosamente, a solo una persona. En retrospectiva pareciera que ese primer atentado fue un ensayo, un intento fallido que motivó a los terroristas a esforzarse más en sus afanes homicidas.

Y vaya que lo hicieron, pues tan solo cinco días después, en la sureña ciudad de Buynaksk, a unos kilómetros de Chechenia, una fuerte explosión destruyó un edificio residencial habitado principalmente por oficiales del ejército, matando a 64 personas, entre las que se encontraban 23 niños. Dos días después, el ocho de septiembre, la suerte, o más bien la muerte, volvió a sonreírle a los despiadados terroristas cuando otra de sus bombas destruyó completamente otra unidad habitacional en Moscú, cegando la vida de 100 de sus habitantes. Y cinco días más tarde, de nueva cuenta en la capital, los autores de aquellas matanzas consiguieron su mayor victoria hasta ese momento al volar otro edificio departamental provocando la muerte de 124 seres humanos inermes. En esta ocasión, la bomba estaba programada para estallar a las cinco de la mañana en punto, garantizando que la inmensa mayoría de los inquilinos estuvieran profundamente dormidos en sus departamentos a la hora del estallido. Seguir leyendo

¿Cuál corrupción?

Por Frank Lozano:

México es el país líder en percepción de corrupción en América Latina, de acuerdo al informe realizado por Transparencia Internacional. En dicho documento, se afirma que el 51 por ciento de los mexicanos han pagado sobornos. A nivel global, nuestro país ocupa el lugar 123 de 176 países medidos.

La corrupción no es exclusiva del sector público, pero si eres un servidor público, por ejemplo, el Presidente de la República, no puedes acusar los ciudadanos de ser paranoicos por andar viendo corrupción en todos lados. Peña Nieto lo hizo. Y así como dice que su gobierno es el que más empeño ha puesto en combatir la corrupción, hay que decir también que su gobierno es el que más escándalos de corrupción acumula.

Comencemos por lo básico. Su esposa recibe una casa construida por una empresa que recibió contratos millonarios cuando Peña Nieto fue Gobernador del Estado de México; dicha empresa ha recibido también durante este sexenio contrarios multimillonarios de obras públicas. Esa misma empresa le otorgó a su hoy canciller Luis Videgaray otra casa. Peña y sus colaboradores se autoexoneran mediante una investigación patito encabezada por un incondicional: Virgilio Andrade. Seguir leyendo

Efemérides

uncached

Twitter