Looking for Something?
Menu
Posts Tagged for

poesía

Haśka

Por Deniss Villalobos:

es agradable pensar
que el mundo morirá un poco
cuando yo muera

Halina Poświatowska

Supongo que ya es un cliché decir que las personas son lugares, o que una persona es tu lugar favorito, aunque muchas veces los clichés justifican su existencia con una razón muy simple: por un momento son verdad, al menos para quien cae en él. Y si las personas son lugares que podemos visitar yo las imagino más como sitios con límites tangibles que se las arreglan para abarcar más de lo que parece. ¿Qué persona podría ser, por ejemplo, todo un océano? ¿En quién cabe tanta agua, algas y ballenas? ¿Quién podría ser un bosque, con zorros de boca ensangrentada, musgo pegado a las piedras, ríos que cantan? Seguir leyendo

Sola en el cine

Por Deniss Villalobos:

maravillas del cine galerías

de luz parpadeante entre silbidos

[…]

luego la cena desabrida y fría

y los ojos ardiendo como faros

Antonio Martínez Sarrión

I

El otro día me llegó un correo diciendo que este semestre fui al cine treinta y seis veces. Creo que en un par más de visitas olvidé mi tarjeta y algunas otras veces fui a una cadena diferente. Siendo honesta, no recuerdo todas las películas que vi pero sí sé que de ninguna salí pensando “qué desperdicio”. Soy de esas a las que todas las películas vistas en el cine le parecen, si no buenas, lo suficientemente entretenidas como para considerar que fue mejor estar en la sala que fuera de ella. También creo que de las cuarenta y algo películas que vi, solo estuve acompañada en tres o cuatro. Voy más o menos dos veces a la semana (entre lunes y viernes) en un horario en el que casi todo mundo está ocupado, pero aunque fuera los sábados en la tarde, siempre voy a preferir comprar solo un boleto. Seguir leyendo

Notas sobre el futuro

Por Deniss Villalobos:

…the future, the doorway that belongs to you and me.

Mary Oliver

I

Mis hijos llegarán al mundo con espuma de mar en las venas y tierra en las uñas, sospecho que en sueños hablarán escocés gaélico y viajarán en trenes donde suenen lenguas romances, y de día, sin darse cuenta, silbarán canciones sobre marineros mientras se comen un muégano y van por el mundo con todos los nombres de nuestra historia grabados con sangre y costras en las rodillas. Pienso en un niño o una niña o las dos cosas corriendo en un jardín que aún no existe y en algo tan simple lo que veo es magia. Quizá una forma de salvar al mundo es formar una familia que permanezca abrazada en la oscuridad, que camine de la mano bajo el sol y se separe, a veces, con una sonrisa. Seguir leyendo

Las mujeres que leo

Por Deniss Villalobos:

Alejandra Arévalo, en su canal de YouTube Sputnik y en conjunto con LibrosB4Tipos, lanzó una convocatoria a la que ya varias se han sumado: crear un top 10 con las autoras que, de una u otra forma, han sido importantes para nosotras y así compartir con más personas los libros escritos por mujeres que nos han ido formando. Una interesante actividad para ayudarnos a descubrir nuevos nombres y las próximas lecturas que, con suerte, cambien algo en nuestra forma de ver el mundo, nos contesten alguna pregunta, y en especial que nos dejen con más dudas que podamos resolver leyendo aún más autoras y hablando con otras mujeres. Seguir leyendo

The Nobel is Blowing in the Wind

Por Oscar E. Gastélum:

“Muy pocos, entre los poetas contemporáneos de renombre, se han interesado en cultivar los géneros tradicionales. Ha sido una gran pérdida. Los poemas y canciones tradicionales son nuestra herencia poética más viva y pura.”

Octavio Paz

“Through the mad mystic hammering of the wild ripping hail

The sky cracked its poems in naked wonder

That the clinging of the church bells blew far into the breeze

Leaving only bells of lightning and its thunder

Striking for the gentle, striking for the kind

Striking for the guardians and protectors of the mind

An’ the poet and the painter far behind his rightful time

An’ we gazed upon the chimes of freedom flashing”

Bob Dylan

En un movimiento osado y refrescante, la veleidosa Academia Sueca finalmente le otorgó el premio Nobel de literatura al inmenso e inclasificable Bob Dylan. Y como cada año, las reacciones exaltadas, a favor y en contra, no se hicieron esperar. Pero en esta ocasión el tono de la mayoría de los detractores despidió desde el primer instante un insoportable tufo a arrogancia prejuiciosa. “¿Cómo se atreven esas irresponsables momias suecas a entregarle el más prestigioso de los galardones literarios a un simple músico, a un rockero, a un jipi, a un entertainer, a un ídolo pop?” A esos desplantes de ofendida y escandalizada superioridad intelectual habría que agregar las burlas de los analfabetas y los filisteos que probablemente nunca han escuchado con atención a Dylan, y seguramente tampoco han leído a ninguno de los otros nominados, pero que están poseídos por la reaccionaria y supersticiosa convicción de que la literatura sólo habita en los libros, y de preferencia en aquellos publicados por editoriales trasnacionales. Seguir leyendo

El Nobel que toca la armónica

Por Deniss Villalobos:

Bob Dylan ganó el Premio Nobel de Literatura este año. No me interesa mucho hablar de si lo merecía o no, de quiénes son mejores candidatos o no, de si, como leí por ahí, esto es un “golpe para las editoriales” (como si Penguin Random House fuera a quebrar por no tener un Nobel para vender como regalo de Navidad) o de todos los comentarios tan tristes y amargados que he leído en las últimas horas o de si sus letras son poesía aunque no estén impresas en un libro en forma de antología. Solo quiero comentar algunas cosas sobre Dylan que lo hacen importante en mi vida. Seguir leyendo

¿Quién es el mejor poeta de México?

Por Ángel Gilberto Adame:

En los albores de 1938 Octavio Paz tomó la decisión de mudar su residencia de Mérida a la capital, en busca de estabilidad económica y de nuevas posibilidades de publicación. El prestigio que le ganó su estancia en la España republicana el año anterior, lo colocó dentro del ambiente cultural.

Poco después de su arribo a la Ciudad de México tuvo lugar una polémica encuesta organizada por El Nacional, cuyo objetivo era averiguar ¿quién era el mejor poeta vivo de México? Seguir leyendo

Tu helado favorito

Por Deniss Villalobos:

The only emperor is the emperor of ice-cream.
Wallace Stevens

En su autobiografía ¿Por qué ser feliz cuando puedes ser normal?, Jeanette Winterson dice que aquellos quienes creen que la poesía no es importante, que es un lujo o solo para las minorías educadas de clase media o alta, creen eso porque han tenido una vida muy fácil, y asegura que una vida dura necesita un lenguaje igual de duro, y para ella eso es la poesía.

¿Y qué puedo decir yo sobre la poesía que no se haya dicho antes y que no sea un montón de cursilerías? Porque ya se dijo que la poesía eres tú y también que no eres tú y que la poesía es todo y que la poesía es nada. También se dijo ya cualquier cosa que pueda quedar en medio. Así que solo puedo hablar sobre qué es la poesía para mí y por qué me gusta. Qué siento cuando leo un poema que me mueve el mundo. Qué pienso cuando un poema no mueve nada. Seguir leyendo

Octavio Paz en la memoria de otros: Pedro Salinas

Carta de Pedro Salinas a Katherine Whitmore. (2 de septiembre de 1938).

México sigue tratándome muy bien. Lo mismo gentes que cosas. Abunda aquí ese tipo, para mí tan poco frecuente, del admirador.  Las gentes conocen mis libros mejor que en España. Vienen a hablarme de ellos, a que se los dedique. En las dos librerías principales que he visitado me tratan como a un autor de la casa y me hablan de la venta de mis libros. Claro, es La voz la que más les gusta. La indiferencia española se convierte aquí en una atención que no me esperaba. Todo esto, después de dos años de relativo incógnito en U.S.A. me sienta bien. Halaga esa parte fatal de necesidad de elogio y atención que todos los que escribimos llevamos como una condena; conscientes, como yo lo estoy, de la insignificancia de estas cosas, después de todo, pero esclavos de su realidad. Seguir leyendo

Bosque y playa

Por Deniss Villalobos:

Algo que detesto de estar enferma es que, a pesar de tener todo ese tiempo libre en la cama, lo que menos deseas hacer es leer. No puedes concentrarte, te arden los ojos, te quedas dormido de un momento a otro y los dos párrafos por los que logras pasar los ojos no tienen ningún sentido. Pero con la poesía es diferente. Los poemas que amas son fáciles de recordar, algunos incluso los conocemos de memoria. Volver a ellos en un mal momento ofrece cierta compañía, una que no estorba ni asfixia. Seguir leyendo

Efemérides

uncached

Twitter