Looking for Something?
Menu
Posts Tagged for

escritura

Protocolo para vuelta al sol

Por Alejandra Eme Vázquez:

Los cumpleañeros nunca saben qué hacer cuando les cantan Las Mañanitas. Sonríen un poco pero se sienten idiotas; contemplan cómo les cantan pero sienten que todos los que cantan son idiotas; quieren voltear para otro lado pero es imposible porque todos los ojos están puestos en sus expresiones y tampoco se trata de hacer sentir mal a nadie o de exponerse a la burla general. Así que sólo resta esperar a que pase el mal trago y rogar para que a nadie se le ocurra prolongar la agonía con la versión larga, esa que no acaba nunca entre el quisiera ser solecito, un San Juan, un San Pedro.

Por eso es que los únicos aniversarios que realmente importan son los elegidos. Tardamos algunos años en estrenar conciencia, pero en cuanto eso sucede nos damos cuenta de que si hay una conclusión a la que llegaremos con más frecuencia de lo que quisiéramos es a ésta: Yo No Pedí Nacer. Claro que cada vez que la repetimos, llegamos también a la siguiente conclusión: nacer fue un trámite necesario para poder decidir otras cosas y a veces esas cosas instituyen efemérides personalísimas que hacen que esperemos ciertas fechas con ansias, incluso con una dosis de alegría. Seguir leyendo

Historias que salen bien

Por Alejandra Eme  Vázquez:

Hace poco concluía que por mucho que se vuelva a contar una historia, cada vez tiene algo de extraordinaria. No sólo cuando narras lo mismo a mucha gente, por turnos, o cuando primero anticipas la anécdota en un mensaje de whatsapp y luego das detalles ya en vivo, sino en aquellas experiencias que a simple vista parecerían repetitivas. “Otra vez me peleé con Fulanito”, “llegué tarde, como siempre”, “tropecé de nuevo y con la misma piedra”; pero esa pelea, esa tardanza y ese tropiezo no son exactamente los mismos. Cada vez hay nuevos componentes entre gestos, detalles que se recuerdan o se olvidan, matices y movimientos, porque nunca hablamos desde el mismo lugar aunque parezcamos monotemáticos.

Escribir es extender a la vista de todos, como en tianguis, el inventario de pequeñas y grandes obsesiones, a veces haciendo como que se habla a un gran público desde una cátedra imaginaria y a veces, como que se crea una atmósfera íntima con quienes nos conocen desde siempre y nos saben las costuras. Por eso hoy, que voy a repetir una historia, imagino a alguien que me leyó la semana pasada y al adivinar mis actuales intenciones, me increpa: “Alejandra, el 13 de febrero, justo hace una semana, ya hablaste de amor y ya recomendaste la misma obra que quieres reseñar ahora”. Y sí, es un poco cierto, pero quiero solicitar el recurso de amparo por distinción: el de la semana pasada no era el mismo amor del que voy a hablar hoy y tampoco la semana pasada estaba hablando de la misma experiencia escénica. Seguir leyendo

¿Para qué escribo?

Por Nerea Barón:

Disculparán de antemano el tono confesional de esta columna, pero la fatiga me ha dejado sin maquillaje, sin truco y sin sombrero. Camino de prisa y con ojeras, escucho todo a medias, tomo siestas de tres segundos entre parpadeo y parpadeo, me estreso, pido prórrogas para mis entregas y vuelvo a empezar; dejo en visto a mis amigos, cancelo a la mera hora, como un plátano y una rebanada de pan entre pacientes y cuando no me da tiempo me alimentó de té. Vivo pidiendo perdón.

Entonces llega el martes, día de mi columna, y me levanto temprano para escribirla. Sé que podría no hacerlo. Sé que podría simplemente disculparme y meterme a mi cama un rato más, falta que me hace. Pero por algún motivo me parece inconcebible hacer eso. Mientras me bañaba reflexionaba en el porqué. ¿Para quién escribo? ¿A quién le fallo si dejo de hacerlo? Seguir leyendo

La culpa es de Elena Garro

Por Alejandra Eme Vázquez:

nombre tan poco nombre

vives del otro lado

del precipicio de los sueños

“Adivinanza”

Las estadísticas indican que cada vez que se publica un libro nuevo de Elena Garro −una compilación de sus cuentos antes no existente, una de sus obras de teatro pobremente distribuidas, un estudio sobre su literatura, una antología de su poesía inédita−, un libro de Octavio Paz deja de editarse. Es un escándalo. Los textos de Garro ocupan, cada uno, invaluables páginas que podrían destinarse a una quinta parte de Piedra de Sol en minuciosa edición crítica o a los estudios sobre la mexicanidad sin los que la idea de patria no podría sostenerse. Pero son tiempos difíciles para el Canon de la Literatura Mexicana y éste, generoso como todo lo divino, también está dispuesto a diversificarse, a prestar oídos a quienes reclaman un espacio para los santos y santas de su devoción, siempre y cuando se compruebe que pasan por el indispensable control de calidad no sólo literaria, que eso sería demasiado fácil, sino humana y testimonial. Seguir leyendo

Por qué y para quién

Por Deniss Villalobos:

“Literature does not occur in a vacuum. It cannot be a monologue. It has to be a conversation, and new people, new readers, need to be brought into the conversation too. I hope that, somewhere in here, I will talk about a creator or their work—a book, perhaps, or even a film or a piece of music—that will intrigue you.”
Neil Gaiman

Son las cinco de la mañana de un jueves y no puedo dormir. Estaba pensando en cosas importantes y otras no tanto. Importante: la madoqua, un antílope originario de África, tiene los ojos más bellos que he visto en un animal. Y una nariz con forma de corazón. No tan importante: escuela, trabajo, hambre. Después de un rato de pensar en el dicdic de Kirk (así se le llama a aquellos antílopes por el sonido que hacen cuando están asustados), después de dar vueltas en la cama y escuchar música a la que realmente no le presto atención, decidí que lo único que podía hacer era escribir. Algo. Cualquier cosa. Esto. Seguir leyendo

Construyendo el heroísmo

Por Alejandra Eme Vázquez:

No es precisamente que el cambio esté “en uno mismo”, pero sí hay una convicción heredada de que un pueblo es capaz de construir a sus héroes. Así como Odiseo o Aquiles aportaban al sentido de vida y a la identidad comunitaria de los griegos antiguos, hay una parte de nosotros que piensa en colectivo y busca que sus acciones vayan hacia un bien común que se acuerda e intuye, aunque estemos condenados a no verlo en toda su dimensión. Pero confiamos en que lo estamos edificando, confiamos en que todavía existen pequeños y grandes actos heroicos que a veces protagonizamos y a veces recibimos o ayudamos a ejecutar; y también confiamos en que el mundo lo sabe, lo recuerda: lo retribuye. Seguir leyendo

De pedos corporales y literarios

Por Nerea Barón:

Ando con con ganas de escribir una columna que hable de lo artificial y coercitivo que puede resultar el pudor. Ya hasta bajé la imagen. Es una de Postsecret que dice algo como “En veinticinco años de casados, mi marido nunca me ha escuchado tirarme un pedo”. Es que está cañón, piénsalo porque, ¿tú crees que ella no lo ha escuchado a él tirarse un pedo? Pensándolo bien, tal vez mi columna no trate de pudor sino de feminismo. Seguir leyendo

Del bloqueo a la danza de los dedos

Por María Elena Corona Vigoritto:

Tengo que escribir un texto, no, no cualquier texto, tengo que escribir este texto, el que usted en este momento, si es que logré hacerlo, está leyendo. Ha caído la noche en la Ciudad de México, llueve y apenas alcanzamos los 10° aunque yo siento que estamos bajo cero, este enero ha llegado compactando todo el invierno. Tengo los pies y las manos entumidas, además de unos cólicos fuertísimos, mi café se ha enfriado por quinta vez desde que me senté frente a la computadora y me siento como un arquero mirando la hoja blanco, estirando la cuerda y apuntando mi flecha, temo soltarla y que vuele hacia ningún lado, que el viento disfrazado de distracciones cotidianas me juegue una broma y de pronto creo que no puedo hacer lo que he hecho siempre. ¡Demonios, no puedo escribir! Seguir leyendo

A ver, haber: las traiciones de la ortografía

Por Alejandra Eme Vázquez:

Doy clases de Español en secundaria desde hace más de nueve años, lo que quiere decir que llevo casi una década preguntándome sobre qué aspectos son “realmente relevantes” en el perfeccionamiento de las competencias que nos permiten comunicarnos. Hablar, escuchar, leer, escribir: las cuatro áreas consideradas para el estudio del lenguaje dejan claro que comunicarse es un cristal con tantos colores como caras, visibles y no; por eso resulta curioso que en lo que se refiere a su práctica, Seguir leyendo

Cerrar los ojos

Por Adriana Med:

He notado que de un tiempo para acá cierro más los ojos. No solo para estornudar o para dormir: también para sentir mejor los buenos momentos y, de algún modo, concederles algo de intimidad. Me recuerdo en esa noche feliz rodeada de tanta gente, de tanto ruido, cerrando los ojos con una sonrisa. Las voces parecían una orquesta desorganizada dirigida por un excéntrico personaje, y mi sentido del tacto, agudizado, hacía del viento en mi rostro el mayor, el más glorioso de los goces. Seguir leyendo

Efemérides

uncached

Twitter