Looking for Something?
Menu
Posts Tagged for

Ángel Gilberto Adame López

La Hipoteca Inversa en la Ciudad de México

Publicación: 27 de marzo de 2017.

Entrada en vigor: Al día siguiente de su publicación.

Se adiciona el capítulo III Bis al título décimo quinto del Código Civil. Contempla del artículo 2939 Bis al 2939 Undecies.

Aspectos importantes:

1.- La hipoteca se puede constituir sobra la vivienda habitual y propia del adulto mayor. También sobre un inmueble diverso, con la condición de que sea propiedad del adulto mayor. Una forma de constitución es a través de un fideicomiso a favor de este último, en el que fungirán como fideicomitente una entidad financiera acreditante, como fiduciario una institución diferente del acreditante y como fideicomisario la Secretaria de Desarrollo de la Ciudad de México.

2.- En la hipoteca inversa la entidad financiera se obliga a pagar una cantidad de dinero al adulto mayor o a su beneficiario, que deberá ser su CÓNYUGE, CONCUBINO O CONCUBINARIO de 60 años o más. Esta cantidad podrá ser dispuesta de dos formas, en una sola exhibición o mediante pagos periódicos hasta agotar el monto del crédito otorgado. Seguir leyendo

Breve disección del fanatismo

Por Oscar E. Gastélum:

“Las convicciones son enemigos  más peligrosos de la verdad que las mentiras.”

Friedrich Nietzsche

“When the facts change, I change my mind. What do you do, sir?”

John Maynard Keynes

 

Lo que dice Sir John Maynard Keynes en el segundo epígrafe de este texto, que si la información a su disposición cambiaba (enriquecida por datos hasta entonces desconocidos o evidencia recién descubierta) él estaba perfectamente dispuesto a cambiar de opinión, es un destello de sentido común y congruencia que no debería asombrarnos o provocar mayor polémica. Pero desgraciadamente vivimos en una época de fanatismos beligerantes, supuestamente antitéticos pero paradójicamente simbióticos, y no hay nada más opuesto a esa sencilla máxima de Keynes que la certidumbre de los fanáticos, pues para esa especie cambiar de opinión es sinónimo de traición y debilidad. El fanático no posee valores o convicciones sino dogmas de fe sagrados e inmutables. Por eso es impermeable a la evidencia e inmune a la persuasión racional. No importa qué tan sólido sea un argumento, siempre se estrellará contra su inviolable coraza de certidumbres. Seguir leyendo

Crónica de una herida

Por Nerea Barón:

Ese día se llenó la cocina de sangre. Fue una torpeza mía, no distinguí mi propia mano de mi oficio rebanador y el cuchillo atravesó dos capas de mi piel. Quise culpar a mi torpe impulso nutricio: habría sido más fácil no ceder a mi propia debilidad y sentarme al amanecer a nutrirme de sol, erguida y solemne, como esos monjes budistas que han aprendido a no desear nada.

Enjuagué la sangre de las verduras y me limpié las lágrimas con la manga previamente manchada de aceite. No lloraba tanto por la cortada como por la inevitabilidad de la misma. Alrededor de mí todo estaba troceado: cáscaras pringosas por todos lados, líquidos derramados, pedazos de zanahorias, champiñones, papas; todo lo que hasta hace un momento despertaba mi apetito. Seguir leyendo

Hasta Rusia, con amor

Por Alejandra Eme Vázquez:

“Todo es mejor ahí donde no estamos”.

Cinco amigos −Jo, Hache, Alita, Lina y Nosi− sobreviven al crudo invierno incinerando libros. Pero antes de lanzarlos a la pequeña hoguera que han improvisado en su sala, tienen un hermoso ritual: dicen en voz alta el título, el autor, y actúan o recitan un fragmento como homenaje a las páginas que a cambio les darán calor, y té. A veces alguno de ellos protesta porque le tiene especial cariño al libro, pero las reglas son claras y la literatura termina haciendo su función combustible, irremediablemente. Hasta que llega Las tres hermanas, de Antón Chéjov, y Jo, el líder del ritual, se niega a quemarlo. Suficiente para encender un conflicto que irá creciendo hasta que Jo decide partir a Rusia a buscar, sí, a Antón Chéjov, el único ser en el mundo que según él puede decirle qué sentido tiene esta vida, pese a la resistencia del resto que una vez que lo ve partir, se debate entre el riesgo de seguirlo y el riesgo de quedarse. Seguir leyendo

Crónica de una demanda sufrida

Por Guillermo Sheridan:

Por primera vez en mi vida tuve que presentarme en calidad de “demandado” frente a un juez federal por algo que escribí. Acometo la síntesis, pues el sudoroso expediente tiene más de 200 fojas, muy simpáticas todas.

Antecedente fatal: las lentejuelas

Todo comenzó por el comentario que escribió en Milenio  Nicolás Alvarado sobre el cantante Juan Gabriel: “Me irritan sus lentejuelas no por jotas sino por nacas”. Frase fatídica que le valió a su autor el zarandeo en las redes, “medidas precautorias” del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) y su cese laboral.

El 6 de septiembre de 2016 registré en mi columna de El Universal la información noticiosa sobre el asunto y luego comenté que, al castigar estas nuevas “malas palabras”, el Conapred banalizaba la defensa de los derechos humanos. Seguir leyendo

Al diablo la escuela

Por Deniss Villalobos:

En los cuentos de hadas es común que uno de los personajes, cuando anda por el bosque, se encuentre con que el camino se divide en dos. Entonces la niña con la capa roja y el hombre en busca de una rosa deben decidir por dónde continuar; en cuestión de segundos deben seguir por alguno de los caminos esperando que éste los lleve a la casa de la abuela o a un tranquilo paraje sin ser completamente conscientes de que en el otro hay lobos y bestias esperando en la oscuridad. Y por aterrador que suene, en la vida real la decisión es aún más difícil.

Por mucho tiempo nos dijeron que hay un solo camino y solo un lugar al cual llegar: vas a la escuela, consigues un trabajo, vives solo, tienes una casa, un esposo o esposa, un hijo, un perro, sigues trabajando hasta que un día dejas de hacerlo y algún tiempo después, mueres. Quizá tuviste algún nieto, visitaste un par de lugares interesantes durante tus vacaciones, comiste cosas deliciosas, lloraste en el cine, bailaste y te reíste. Si tuviste suerte. Pero la imagen general es ésa y cualquier alteración en el plan se percibe como un error. Si no hay un trabajo al que tienes que conducir diario y pasar ahí ocho horas, o si no hay pareja, o si hay mascota pero no hay hijos… lo que sea que hagas “diferente” recibirá críticas por parte de aquellos que decidieron seguir el plan al pie de la letra. Seguir leyendo

La crisis de Peña Nieto

Por Frank Lozano:

Es perfectamente entendible que el Presidente de la República salga a defender al Ejército. Se trata de un acto obligado por las circunstancias en el que un Presidente caído en desgracia, más que dar respaldo a una institución, lo busca para sí mismo. Lo que no se entiende es que Peña Nieto lleve al ámbito político a una institución esencial y constitucionalmente apolítica. El Presidente no puede convertir al Ejército en un actor político y usarlo como trinchera cuando es él quien está bajo ataque.

Su discurso ante los militares estuvo fuera de lugar. Hay muchas maneras de enaltecer a las fuerzas armadas, aunque ninguna se salve de los lugares comunes. Inevitablemente, el discurso hacia las fuerzas armadas destacará el valor, la lealtad, el sacrificio y la disciplina de quienes, efectivamente, muchas veces se juegan la vida. El mensaje parece una medida de presión adicional para acelerar la aprobación de la ley de seguridad interior, que daría más facultades al ejército en tareas policiales. Seguir leyendo

Paloma Merodio y el populismo

Por @Bvlxp:

El Presidente Peña Nieto, como su antecesor y el antecesor de su antecesor, la ha emprendido contra el populismo, esa tara de la democracia que seguirá amenazando a México por lo menos mientras Andrés Manuel López Obrador viva y, por lo tanto, aspire a la Presidencia de la República. La amenaza del populismo no es trivial. Ya sea de izquierda o de derecha, el populismo es una forma de ejercer el poder desde una visión patrimonialista y unipersonal: todo lo que hace el líder es con un propósito ulterior difícil de descifrar para el ojo común y por eso no debe cuestionársele ni ponérsele ataduras. Seguir leyendo

Por un feminismo igualitario

Por Oscar E. Gastélum:

“I never was really concerned with the idea of feminism. As a humanistic person, I’m interested in the human condition. I’m interested in men’s rights just as much as women’s rights…. I’ve never limited myself as an artist or as a human being to a genderized position.”

Patti Smith

“An enlightened feminism, animated by a courageous code of personal responsibility, can only be built upon a wary alliance of strong women and strong men.”

Camille Paglia

La semana pasada decidí utilizar este espacio para externar mi opinión sobre el famosísimo incidente que involucró a una egregia bloguera mexicana y a un pobre taxista deslenguado. Y lo hice perfectamente consciente de que, a pesar de que el texto dista mucho de ser incendiario o irrespetuoso, desataría la ira de la vociferante e intolerante secta que, a base de linchamientos virtuales y sainetes frívolos como el que nos ocupa, se ha transformado en el rostro más visible del feminismo contemporáneo. Debo confesar que antes de publicar el escrito de marras, decidí consultarlo con cuatro mujeres muy importantes para mí, todas brillantes, educadas y sofisticadas, viajadas y leídas: mi novia, mi hermana, mi madre y mi suegra (que además, aunque usted no lo crea, es una de mis mejores amigas). Las cuatro aprobaron con entusiasmo las ideas expresadas, pero mi novia me rogó que no lo publicara, pues no quería tener que soportar la ola de bilis y descalificaciones gratuitas que desataría. Y sí, a unas horas de su publicación, empezaron a llegar los vituperios, aunque no con la intensidad torrencial que esperábamos, pues el temido temporal resultó una tímida llovizna. Seguir leyendo

Grietas

Por Nerea Barón:

Sé que es una improbabilidad pero el asaltante y Matías se abrazaron aquel día del asalto. Era tarde y a Matías le conmovió mucho que el asaltante necesitara tanto el dinero. De un momento a otro pasó de ser el agredido al compañero, y el agresor, desconcertado, aflojó el cuerpo, bajó las defensas y se dejó envolver por ese gesto de humanidad.

Me gusta pensar que llegó a casa confundido. Me gusta pensar también que la confusión es una forma de esperanza. La confusión, ese punto de desanclaje en el que se interrumpe la secuencia infinita del saber y por un segundo dudas sobre lo que sigue, como el niño al que se le olvida la tabla de multiplicar y ve cómo se abre un vacío frente a él, en medio del salón, y en ese vacío –con suerte– piensa. Seguir leyendo

Efemérides

uncached

Twitter