Las “huelgas” estudiantiles en la Universidad (Tercera parte)

En 1929 fue nombrado Director de la Escuela Nacional de Jurisprudencia el licenciado Narciso Bassols, quien decidió introducir el estudio del Derecho Agrario como una materia optativa, respondiendo a una necesidad derivada de la Reforma Agraria de 1915, misma que no podía ser ignorada por más tiempo.

Bassols no se concretó a promover el cambio del plan de estudios, sino que deseando mejorar las condiciones de la enseñanza del Derecho, buscó modificar los sistemas de control y aprovechamiento, tal como lo intentó implantar el licenciado Cabrera y que desató la huelga de 1912.

Los estudiantes manifestaron su descontento. El 4 de mayo de 1929 se nombró un comité provisional encargado de organizar y dirigir el movimiento, donde figuraban los líderes estudiantiles Alejandro Gómez Arias y Salvador Azuela, circunstancia que motivó a las autoridades a atribuir a la huelga un carácter político, ya que ellos pertenecían al partido vasconcelista y la huelga se planteaba en época de elecciones presidenciales.

El 5 de mayo de 1929 algunos estudiantes se pronunciaron en contra de los reconocimientos y se fomentó la agitación que llevó al estudiantado a declarar el paro, mismo que secundaron las demás escuelas universitarias y hasta algunas secundarias se unieron, al igual que muchos profesores renunciaron solidarizándose con los huelguistas. Lo que en un principio era una huelga de la Escuela Nacional de Jurisprudencia, se convirtió en huelga total de la Universidad.

El licenciado Narciso Bassols renunció a la dirección y los edificios universitarios fueron entregados a los comités de huelga, por acuerdo del Presidente Emilio Portes Gil.

Dentro del movimiento no se solicitó de manera explícita la autonomía del Universidad, sin embargo, el mismo Portes Gil afirmó que ya se había pedido la misma por distinguidos intelectuales. Además, no se debe perder de vista que la autonomía se le debe directamente al mencionado Presidente, quien aprovechando la huelga de 1929, concedió un viejo ideal universitario.