Looking for Something?
Menu

La Escuela Nacional de Jurisprudencia en 1903

Durante 1903 en la Escuela (conformada por seis grupos, uno por año), se informó que hubo 174 alumnos numerarios, 137 supernumerarios, con una asistencia media de 286. Se presentaron 169 exámenes parciales, de los cuales se reprobaron 17.

Las materias impartidas fueron, en primer año, derecho constitucional, primer curso de derecho romano, primer curso de derecho civil; en segundo año, derecho romano y segundo curso de derecho civil; en tercer año, derecho penal y derecho mercantil; en cuarto año, procedimientos civiles y procedimientos penales; en quinto año, derecho internacional privado, economía política, derecho administrativo y legislación fiscal, y en sexto año, medicina legal, filosofía del derecho y oratoria forense. En el último no se impartió derecho internacional público porque se había dado durante el cuarto año, de acuerdo a lo señalado en la ley anterior.

Entre los profesores que formaron parte de la plantilla de aquel ciclo, estuvieron Víctor Manuel Castillo, Rodolfo Reyes, Eduardo Ruiz, Pedro S. Azcué, Jacinto Pallares; en primer año. Joaquín Erguía Lis, Ignacio Durán, en segundo año. En tercero, Miguel S. Macedo; en cuarto año, Rafael Ortega y el propio Reyes, quien renunció en abril para presentarse a la oposición de la clase de derecho constitucional. Quedó en su lugar Ricardo Rodríguez. En quinto año, Manuel Escalante y Luis G. Labastida, y en sexto, Román Ramírez y Antonio Ramos Pedrueza.

Sobre la bibliografía usada para estudio estaban “Primer curso de derecho romano”, de Rodolfo Ruiz, la obra de Ortolán, “Instituciones”, de Gayo, “Prolegómenos del derecho civil”, “Leyes federales complementarias del derecho civil mexicano”, “Primer tomo de derecho mercantil mexicano”, las tres de Jacinto Pallares; “El procedimiento penal en México”, de Ricardo Rodríguez; “Derecho administrativo y legislación fiscal”, de Beauregard, y “Compendio de Anatomía Humana”, de Román Ramírez.

En el transcurso de ese año escolar, también se sustentaron 39 exámenes profesionales de abogado: 36 aprobados por unanimidad, dos por mayoría de 4 votos, y uno por mayoría de tres votos. Además se verificó un examen profesional de Agente de Negocios que fue aprobado por unanimidad.

Un hecho destacado ocurrió el 23 de septiembre, que se presentó el examen de abogado de Enrique Martínez Sobral, quien tenía títulos de Guatemala y Chile, y quien se sujetó previamente a los exámenes (seis) de las materias exigidas, mismos que aprobó, igual que el profesional, por unanimidad.

El 25 de noviembre, la Junta de Profesores otorgó premios a los alumnos de cada grado. En primer año, el primer premio fue para Eduardo Pallares, y el segundo se dividió entre Luis Prado y Ricardo Huerta. En segundo, el primero fue para Adolfo Lagos, y el segundo para Antonio Caso. En tercer año se dividió el primer premio, a Luciano Wiechers se le dio la medalla, y a Ignacio Bravo los libros; y el segundo premio fue sorteado entre Aurelio Lomelí, Daniel Quiroz, Eugenio Crombé y Alfonso Septién, resultando ganador el primero de ellos. En quinto año, el primer premio fue para Agustín Garza Galindo, y el segundo se sorteó entre Eduardo Tamaríz, Guillermo Novoa y Carlos Sánchez Mejorada, siendo favorecido el primero de ellos. En sexto año se entregó sólo el segundo premio que fue para Alfredo Vité.

Dentro de las conferencias impartidas, la del 3 de marzo correspondió al primer curso de derecho romano. También, Justino Fernandez, quien había sido director de la Escuela, fue homenajeado por el personal de ésta fotografiando el acta de su Noche Triste; en el acto estuvieron presentes los Subsecretarios de Justicia e Instrucción Pública.

La conferencia de derecho civil tuvo lugar el 14 de mayo, por los alumnos Antonio Caso y Francisco Diez Barroso, con la tesis “Posesión de estado como prueba de filiación legítima y natural”. La correspondiente al tercer año, se realizó el 1° de julio por los alumnos Ignacio Bravo y Genaro Fernández, con el tema “¿La embriaguez debe ser considerada como circunstancia atenuante, exculpante o agravante? ¿La embriaguez debe ser erigida en delito?”, ésta fue ampliada por el profesor del curso y concurrió a la misma el profesor Rowe, de la Universidad de Pensylvania, con la presidencia de honor.

El curso de derecho mercantil tuvo su conferencia el 5 de junio, y fue una disertación sobre los efectos de comercio por parte del profesor Jacinto Pallares y los alumnos Luciano Wiechers y José María Noriega.

La última se realizó el 28 de julio y fue la de quinto año, sustentada por los alumnos Agustín Garza Galindo y José Castellot con el tema “Contratos por correspondencia”.

Por lo que respecta a la actividad de los profesores, se celebraron juntas los días 5 y 25 de julio, y tuvieron el objeto de discutir sobre las innovaciones a los planes de estudio y las propuestas de bibliografía para los cursos del siguiente año. Esos trabajos se enviaron a la Secretaria de Justicia e Instrucción Pública para su aprobación.

Por otro lado, el 23 de diciembre de 1902 se había publicado la convocatoria para concursar por las plazas de profesores titular y adjunto de la clase de derecho constitucional, que había quedado vacante por el fallecimiento del Eduardo Ruiz. Los candidatos que se presentaron fueron Roberto Esteva Ruiz, Rodolfo Reyes, Joaquín Claussell, Ernesto Gutiérrez, Pascual Luna Parra, Enrique Torres Torija, Daniel Aguilar y Agustín Verdugo. El jurado estuvo integrado por Eutimio Cervantes, Emilio Velasco, Luis G. Labastida, Jorge Vera Estañol y Víctor Manuel Castillo; con la presidencia de Luis Mendez, Director de la Escuela. La plaza la obtuvo Rodolfo Reyes, quien recibió su nombramiento oficial el 14 de mayo, empezando a impartir dicha clase de inmediato.

En tema de infraestructura, se realizó un salón que funcionaría como biblioteca jurídica y que se equipó con una estantería para colocar las obras sobre los estudios de la Escuela, además se destinó otro para obras de ciencias y literatura. Para ello, se dio a los bibliotecarios el plan de ordenamiento para que cada sección contuviera obras de una misma asignatura.

Finalmente, derivado de la renuncia de Luis Mendez a la Dirección de la Escuela, se nombró a Pablo Macedo para sustituirlo desde el 11 de diciembre, y el 15 de ese mes se abrió el registro de inscripciones, el cual cerró con 172 alumnos de número y 83 supernumerarios para los cursos del año que se inauguraba en el acto en que se dio lectura a estas memorias.

Puede interesarte

Antes que la unidad
José Luis Soberanes Fernández
Contra las patrias
Persépolis

Efemérides

uncached

Twitter