Looking for Something?
Menu

La Escuela Nacional de Jurisprudencia en 1950

El año de 1950 estuvo lleno de éxitos para la todavía entonces Escuela Nacional de Jurisprudencia, ubicada en San Ildefonso. Todavía faltaban dos años más para su traslado a la actual Ciudad Universitaria. El director era el doctor don José Castillo Larrañaga.

El maestro don Luis Garrido Díaz, rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, describió el estado de la Escuela en el informe que rindió al Consejo Universitario durante ése mismo año.

Hubo notables cambios y progresos al interior de la institución. Por ejemplo, se puso en marcha el bufete jurídico gratuito, que permitió a nuestra Universidad establecer un diálogo directo con la comunidad.

El claustro docente estaba integrado por catedráticos de la talla de don Rafael de Pina; don Emilio O. Rabasa; don Rafael Preciado Hernández; don Niceto Alcalá Zamora y Castillo, entre otros.

Las instalaciones crecieron y mejoraron, pues se adicionaron varios salones para las clases de Licenciatura y dos locales para las clases de los seminarios; además de la adición de un terreno anexo a la Escuela para construir un gimnasio. Entre otros importantes reconocimientos, se consagraron dos aulas a la memoria de dos grandes maestros: Manuel Borja Soriano y Roberto A. Esteva Ruiz; como reconocimiento a sus brillantes trayectorias. Asimismo, se crearon dos seminarios con el objetivo de ampliar los ámbitos de investigación: el de derecho agrario y el de aplicación jurídica.

El acontecimiento más notable de este año, fue la fundación de la Escuela de capacitación para el personal de prisiones y establecimientos similares, objetivo que se logró gracias al apoyo de los licenciados Fernando Casas Alemán, Adolfo Ruiz Cortínez y Manuel Gual Vidal; así como el del cuerpo docente y las aportaciones en efectivo de particulares.

Como directora de esta Escuela, fue designada la doctora Victoria Kent, especialista en la materia. Iniciaron su aventura con gran éxito, pues se matricularon 260 alumnos.

Por último, pero no menos importante, se creó la Escuela del Doctorado en Derecho, como resultado de la acción conjunta de los catedráticos de la Escuela Nacional de Jurisprudencia, con el apoyo del rector, don Luis Garrido Díaz; y del Consejo Universitario.

Un periodo de adiciones, que contribuyó al fortalecimiento académico y profesional de nuestra querida institución.

Puede interesarte

Sororidad
Canción para el que vendrá
¿Machismo al desnudo?
La mariposa y la polilla
Héroes

Feedback

3
  • Fernando Esteves Piña

    Mi padre, Fernando Esteves García fue miembro de la generación 1948-1952 de esa Escuela, existirá alguna relación de nombres, gracias!

  • Carlos Eduardo Gorozpe

    Mi padre Pedro Gorozpe López estuvo en la Generación 1951-1955, conservo la foto de su generación tomada en el edificio de San Ildefonso

Deja un comentario

Efemérides

uncached

Twitter