Looking for Something?
Menu

Días de otoño

Por Deniss Villalobos:

Entre sus ojos cerrados
la eternidad se vuelve instante de oro.

José Emilio Pacheco

Hace unos años vi con mi abuelita Días de Otoño, película mexicana de 1963 dirigida por Roberto Gavaldón. En ella aparece la actriz Pina Pellicer, quien da vida a Luisa, una mujer que desea con todo su corazón ser amada y tener una familia, tanto que, en su desesperación, termina viviendo en un mundo de mentiras que por poco la destruye. El personaje de Pina me causó mucha ternura, así que quise saber más sobre la actriz que la interpreta. Recuerdo haber puesto su nombre en el buscador, con la esperanza de encontrarme con su filmografía y un montón de fotos y datos curiosos sobre su vida, como suele suceder cuando busco a casi cualquier artista que me llama la atención, pero en esa ocasión los resultados no fueron lo que esperaba.

No encontré demasiada información sobre ella, apenas unas pocas semblanzas con detalles mínimos que no me decían nada de lo que yo quería saber. Nació en 1934 y fue sobrina de Carlos Pellicer, actuó en Macario y en One Eyed Jacks al lado de Marlon Brando, también apareció en uno de los episodios más famosos de Alfred Hitchcock Presents con guión de Ray Bradbury. Su carrera duró solo cinco años y se suicidó en 1964.

Revisando varios sitios me encontré con los mismos datos sin que la personalidad de Pina o los motivos que la llevaron al suicidio, con tan solo treinta años y una carrera prometedora, me quedaran claros. ¿Cómo es que una actriz tan bella y talentosa, que había realizado trabajos importantes en tan poco tiempo, había optado por el suicidio? Sé de otros casos parecidos, pero en ellos siempre había algún escándalo romántico que buscaba explicar esos finales terribles, y en el caso de Pina me intrigó más que una vida tan tranquila y brillante terminara por apagarse de esa forma.

En uno de los resultados me encontré con el título de un libro sobre su vida, pero no estaba disponible en formato digital y tampoco en las librerías donde suelo comprar. Fue casi un año después cuando el libro llegó a mí y pude leer que Pina estudió Historia en la UNAM, que uno de sus autores favoritos era Camus y que escribía relatos cortos, que una de sus mayores pasiones era el teatro e interpretó alguna vez a Ana Frank y a Catita, la niña muerta de Un hogar sólido. También supe que estaba profundamente deprimida y su personalidad solitaria y melancólica era evidente desde una edad muy temprana. De entre los textos de su autoría que se recopilan en el libro, hay uno en el que habla de un examen que debía presentar en la escuela y los nervios que esto le provocaba. El profesor pidió que escribieran una historia sobre su palabra favorita, y ella eligió soledad:

Me había acompañado tanto de niña, cuando iba camino de la escuela… So-le-   dad, so-le-dad, repetía yo saltando las líneas que dividían las aceras, jugaba a       no pisarlas, esto sucedía cada mañana, día tras día.

En un artículo viejo que aparece en el libro, hay algunas palabras que Pina dio en una entrevista y que me emocionaron y entristecieron por igual:

Soy una mujer amante de la soledad, aunque en realidad la misma palabra es falsa, puesto que no hay soledad absoluta; siempre tenemos compañía: un       escrito, un amigo, la naturaleza que desborda desde todos los ámbitos y se       escurre por debajo de la puerta, penetra por todos nuestros poros, vive en todos   los objetos… Pero también, y a pesar de que suene contradictorio, amo al mundo, porque vivo en él, y en él precisamente se encuentran todas las cosas que me   interesan, y a él se aferran mis afectos y mis ambiciones.

La pasión que puso Pina en lo que hacía y cuánto quería ser parte del mundo me conmueven profundamente, pero ahora, años después de haberla conocido y sentir empatía con su tristeza, creo que el final de su vida, más que un misterio que la vuelve interesante, es una tragedia que no se debería romantizar. El mundo habría sido un lugar más bello con Pina Pellicer en él por más tiempo, y ahora solo nos quedan algunas partes de ella que no son suficiente: películas y textos que nunca nos dejarán escuchar su verdadera voz y algunos días de otoño que solo servirán para extrañar a alguien que nunca conocimos.

Feedback

1
  • David

    Your article is very similar to the way that I got to know this actress. I was watching “One eyed jacks” and fell in love with her performance. I was hungry for more only to find out there was not much on her. I really wish she would have been around to do more, especially films with English dialog, because I don’t speak Spanish.. I have only been able to watch 3 films by her….One Eyed Jacks, Dias de Ontono and Macario. The others do not seem to be available.

    Google translate:
    Su artículo es muy similar a la forma en que llegué a conocer esta actriz. Yo estaba viendo “una observó los enchufes” y se enamoró de su actuación. Estaba con ganas de más, sólo para descubrir que no había mucho en ella. Realmente deseo que ella habría sido de alrededor de hacer más, especialmente con las películas de diálogo Inglés, porque yo no hablo español .. Sólo he podido ver 3 películas por ella …. Un rostro impenetrable, y Dias de Ontono Macario. Los demás no parecen estar disponibles.

Deja un comentario

Efemérides

uncached

Twitter