Looking for Something?
Menu

Contener multitudes

Por Deniss Villalobos:

“Do I contradict myself? Very well, then, I contradict myself;
I am large – I contain multitudes.”

Walt Whitman

Uno de mis momentos favoritos de Mad Men ocurre al inicio de la séptima temporada y se da entre Don Draper y su hija, Sally. La relación entre ambos está desgastada, no es solo que Don y la madre de Sally se hayan separado, sino todo lo que Sally ha ido descubriendo sobre su padre con el pasar de los años. Al inicio de la última temporada hay entre ellos un momento bastante desagradable que convirtió su ya de por sí frágil relación en algo insostenible. Pero ahí están, una noche cualquiera sentados en un restaurante cualquiera, luego de que Sally tuviera que buscar la ayuda de su padre porque perdió su bolso y no tenía forma de volver a la escuela.

El ambiente es tenso. Sally está en una edad de por sí difícil, y a eso hay que agregar el recuerdo del “incidente” que cambió por completo la forma en que veía a Don. La plática entre ellos comienza de una manera torpe, con Don intentando no decir algo que lo eche todo a perder y Sally en una actitud entre indiferente y a la defensiva. Las cosas avanzan poco a poco y Sally le confiesa a su padre el motivo por el que estaba en la ciudad: la madre de una de sus compañeras falleció y ella y sus amigas pretendieron que querían ir al funeral para poder pasar un día en la ciudad haciendo compras. Don le echa una mirada de incredulidad a su hija y agrega “I doubt that”. Sabe que Sally no asistiría a un funeral solo por tener la oportunidad de ir a comprar botas con un par de chicas que quizá no le agradan tanto. Sally no responde nada de inmediato, pero unos segundos después, agrega lo que, en mi opinión, es una de las mejores frases de toda la serie: “I’m so many people”.

En Mad Men esa frase podría aplicar para muchos personajes, pero lo realmente estremecedor de esas palabras es que podría aplicar a muchas personas. Tu vecino, tu padre, tu hermano, tu novia, tu maestra, tu jefe y, en especial, a ti mismo.  ¿Está equivocado Don al pensar que la Sally real, la que es “de verdad”, no iría a un funeral solo para pasar tiempo con sus compañeras? Tal vez no es solo eso, pero lo hizo y esa es la razón por la que están ahí sentados. Esas decisiones y acciones tienen consecuencias así que son parte de lo que Sally es.

Muchas veces pienso en eso. En las veces que he hecho cosas que, en primer lugar, creería que no van conmigo y mi forma de ser, pero que después me hacen pensar que simplemente he cambiado. Pienso en todas las veces que he dicho algo para contradecirme un día o dos años después. En todas las cosas que he jurado que no haría y he hecho, en todas las cosas que amaba y ahora odio, en todas las cosas que aseguré que nunca me gustarían y ahora me guiñan el ojo hasta el punto de casi conquistarme. ¿Hay una persona que es el “yo real” que poco a poco cambia según el mundo y su influencia, o soy —como se ha dicho de varias formas en el cine, las series, la literatura y la música— muchas personas?

Desde luego, no hablo de personalidades múltiples en las que claramente alguien pasa de ser una persona a otra completamente distinta, teniendo otro nombre y otra vida, y tampoco a la hipocresía (decir que alguien te agrada y cinco minutos después hablar mal de esa persona), me refiero a cosas que en apariencia son sencillas pero mucho más personales. A detalles que quizá solo notamos nosotros cuando somos honestos, cuando aceptamos, sin miedo, que somos capaces de sentir, hacer y decir cosas que nos sorprenden por ser tan opuestas. Cuando te das cuenta de que sí eres la persona que iría a un funeral solo para pasar un día en la ciudad comprando ropa con tus amigas. Que eres, también, la hija amorosa que dice “I love you” al bajar del auto, y también la adolescente a veces rebelde y otras con el corazón roto que odia a sus padres. Cuando le das una mordida a tu sándwich y te das cuenta de que eres, al mismo tiempo, todas esas personas y serás más. Cuando respiras, y sonríes o lloras, porque eres inmenso y contienes multitudes.

Deniss

The Face of Another (1966, Hiroshi Teshigahara).

Puede interesarte

Deja un comentario

Efemérides

uncached

Twitter