Looking for Something?
Menu

Nota al Calce

La joven que era pobre (y asesinó a sus hijos)

Por Gerardo Pacheco:

El 27 de septiembre pasado, Vice News México publicó un texto intitulado: La pobreza que mata: el suicidio de una madre mexicana que se llevó a sus hijos, en donde se narra la historia de Sol, la mujer que, hace más de un mes, asesinó a sus dos hijos y se quitó la vida.

Según Milenio, Sol vivía sola con sus hijos en Tlajomulco de Zúñiga, en la Zona Metropolitana de Guadalajara, porque el padre de los niños se había ido a vivir con otra persona.

El texto comienza describiendo todas las formas posibles en las que un cuerpo abandonado puede morir: hipotermia, paro cardiorrespiratorio. Luego inicia su empresa. Se habla de la mujer como una víctima de algo más fuerte que ella: la pobreza; y se ve a la muerte como el único camino o, de menos, el más a la mano de la vera de Sol. Datos duros sobre el hambre en el mundo y frases del tipo «Los vecinos dicen que era muy trabajadora… sólo que no le alcanzaba». Seguir leyendo

Cuando mi hermana y yo éramos niños

Por Gerardo Pacheco:

Cuando éramos niños, mi hermana y yo teníamos un acuerdo: Jugábamos a los golpes pero, si se nos pasaba la mano, ninguno de los dos tenía derecho a decirle ni a mi mamá ni a doña Lety (la señora que nos cuidaba). Era un acuerdo no dicho pero en el cual los dos poníamos las reglas que hasta entonces entendíamos. Dentro de ese universo, un día practicábamos la hurracarrana y otro día la de a caballo; primero una patada filomena que casi nunca se lograba (había que dar un giro completo con tu pierna mala y conectar de espaldas al rival) y luego una cachetada en el pecho como las que pegaba Mil Máscaras. Casi nunca llorábamos. Seguir leyendo

Chumel por HBO: pude ser yo

Por Gerardo Pacheco:

Hace casi un mes se hizo el anuncio oficial por parte de HBO: Chumel Torres protagonizaría su propio programa. El formato no sería muy distinto al que ya presenta en el Pulso de la República que, a su vez, tiene evidentes similitudes con otros contenidos de la cadena estadounidense, como el presentado por John Oliver. Seguir leyendo

Gerardo Ortiz, la apología, la cárcel y el fusil

Por Gerardo Pacheco:

«Bastará decir que yo soy Juan Pablo Castel, el pintor que mató a María Iribarne».

El túnel, Ernesto Sabato

Ernesto Sabato escribió hace más de medio siglo su renombrada novela “El túnel”. En ella, y atendiendo las lecturas definitivas de los opinadores, el protagonista mata a su mujer por, digamos, dejarlo solo. Sabato fue propuesto al Nobel en tres ocasiones y “El túnel” es considerado como la obra del existencialismo latinoamericano. Seguir leyendo

No son las mismas

Por Gerardo Pacheco:

Nosotros, los opinólogos, encontramos en las redes sociales un edén para el vago de licorería que llevamos dentro. Sin ayuda de nadie más, podemos crear el escenario perfecto para problematizar cualquier asunto actual, debatir contra nadie y, de pronto, ganar la discusión nosotros solitos, sin ayuda de mamá.

Hace unos días vi en una de esas cuentas muy famosas en Twitter (que abren una Fanpage en Facebook y publican ahí los screenshots de sus tuits —yo tampoco entiendo nada—) algo así: «Lloran porque matan a un gorila en un zoológico y se cagan de risa porque lanzan un tlacuache como proyectil», y clarito sentí cómo me venía el derrame y se me paralizaba toda la parte izquierda del cuerpo. Quería decirle: «Amigo: esos dos tipos de personas de las que hablas en una sola línea no son las mismas. Seguro escuchaste una cosa en el metro y la otra en tu casa». Seguir leyendo

Los malos de Malolandia y el feminismo de los dogmáticos

Por Gerardo Pacheco:

Hace unos días, un grupo de reaccionarios solicitó a la cadena Fox que bajara uno de los anuncios espectaculares de la película X-Men: Apocalypse. En el banner, se mostraba a Apocalypse, el villano de la película, estrangulando a Mystique, la heroína. La razón de los demandantes, que se alcanzaba a distinguir entre ruidos guturales, era que se banalizaba la violencia en contra de la mujer.

A través de un comunicado, Fox expresó: «In our enthusiasm to show the villainy of the character Apocalypse we didn’t immediately recognize the upsetting connotation of this image in print form […]. Once we realized how insensitive it was, we quickly took steps to remove those materials. We apologize for our actions and would never condone violence against women». Seguir leyendo

Nosotros los estúpidos y el futbol

Por Gerardo Pacheco:

«¿En qué se parece el fútbol a Dios? En la devoción que le tienen muchos creyentes y en la desconfianza que le tienen muchos intelectuales».

—Eduardo Galeano.

«Hay quienes no heredan otra cosa que el adorado nombre de un equipo».

― Juan Villoro.

Soy aficionado al futbol desde que recuerdo y de entre mis auténticas alegrías se cuentan varias asociadas al balompié. Recuerdo, por ejemplo, el 10 de mayo en el que viajé a Guadalajara a ver ascender a los Leones Negros a la primera división y, de pasadita, visitar a Lolis para comer con ella el Día de las Madres. Seguir leyendo

Basta con decirlo

Por Gerardo Pacheco:

Puede ser que sólo sea el mundo que habitamos nosotros: el delimitado en ciertas zonas metropolitanas, el de los amplificados en las redes sociales, el que existe al margen de la televisión abierta, el de las esquinas apretadas en el que, de lado a lado, todos sabemos nuestros nombres, nuestras antipatías, nuestras lealtades y, por supuesto, nuestras vergüenzas; puede ser que sólo sea aquí, en la asfixiante burbuja.

Puede ser también que allá, del otro lado, la gente vive, entre alegrías y tragedias, una vida plena y no se plantea problemas con palabras manidas y desemantizadas. Seguir leyendo

La decencia y el desacuerdo

Por Gerardo Pacheco:

Todo el mundo piensa algo, todos enunciamos lo que creemos y lo cuidamos hasta donde es posible. La palabra propia es lo que somos. Abrimos la boca para dejarnos salir de nosotros, esperando quizás, ser en otro sitio.

Es ocioso decir que las redes sociales amplificaron nuestras voces; que basta una computadora, una plataforma y suficiencia de docente para decir lo que yo, Fulano de Tal, creo acerca del mundo. Ya no es necesario ser un académico probo, un experto en tal o cual cosa. Basta, si acaso, hablar con cierta claridad de un tema actual, cacharlo al vuelo, para encontrar eco y espectadores. Este texto es un claro ejemplo de eso. Hace 30 años yo, con mi currículo tachoneado y mi bravuconería, no habría podido tener acceso a la página doce de un diario local; ese espacio estaba reservado para el maestro del Centro Universitario de la Guayaba o para el político retirado de la ciudad que, por cierto, fue diputado por el distrito seis cuando apenas tenía 34 años; Sin embargo estoy aquí, con mi ligero bagaje, escribiendo, diciendo, opinando. Y así somos casi todos. Seguir leyendo

La agresión sexual, la gente, la otra gente y la política

Por Gerardo Pacheco:

Hace algunos días fuimos testigos de la lamentabilísima agresión que sufrió Andrea Noel en las calles de la colonia Hipódromo Condesa. Dicho evento fue terrible en cualquiera de sus crónicas: una mujer que camina sola a plena luz del día es alcanzada por detrás por un sujeto que, sin ningún pudor, le baja los calzones y huye. La víctima, desconcertada, apenas alcanza a caer al suelo y luego a incorporarse, vulnerable y vulnerada. Seguir leyendo

Efemérides

uncached

Twitter