Looking for Something?
Menu

Boooo!

Por Deniss Villalobos:

“First of all, it was October, a rare month for boys.”

Ray Bradbury, Something Wicked This Way Comes

“Si algo te da mucho miedo… ¿Es importante que lo enfrentes para que te deje de dar miedo? ¿O puedes huir y hacer como que nunca existió?”

Antonio Malpica, Siete esqueletos decapitados

Día de muertos y Halloween están ya muy cerca, a la vueltita de la esquina. Una calabaza se asoma detrás de un árbol y una catrina te hace ojitos para sacarte a bailar; ya hay ofrendas y vampiros por todos lados, huele a mandarinas y a cempasúchil, la gente busca el mejor disfraz y el clima ayuda a que el mood de estos días esté completo. Nos visitan dos tipos de fantasmas: las sábanas que flotan y los muertos que por algunos días regresan. Y a los dos los esperábamos con ansias.

Y para hacer de estos días algo más terrorífico, pero también disfrutable, quiero recomendar algunas cosas para ver y leer:

La leyenda del jinete sin cabeza

Esta película de Tim Burton, con fotografía del Chivo Lubezki, es mi favorita del director y está en mi top de cosas para ver durante esta época. Sin ser realmente una película de terror llega a sacar varios sustos y ver cada uno de los detalles en ella te hace sentir en una noche de brujas permanente. Desde el vestuario, objetos usados y colores hasta los espantapájaros en el campo y cabezas rodando, esta película es la cinta perfecta para una tarde de octubre con cielo nublado y una taza de chocolate.

El esqueleto de la señora Morales

Durante estos días no solo hay que asustarse sino también reírse, y esta película con su humor negrísimo es ideal para hacer las dos cosas al mismo tiempo. Dirigida por Rogelio A. González esta cinta mexicana con Arturo de Córdova y Amparo Rivelles cuenta la historia de un taxidermista y su religiosa esposa. Pablo, después de intentarlo todo para hacer feliz a su esposa, decide asesinarla. ¿Y cómo una historia tan terrorífica puede ser divertida? Tendrás que ver la película para averiguarlo. *guiño guiño*

Leyendas mexicanas

No hay una edición en especial que quiera recomendar pero estoy segura de que casi todos los papás y abuelitas de este país tienen un libro de leyendas mexicanas. Probablemente ni siquiera tienen autor ni nombre del recopilador (la que yo leí mil veces de niña era una baratísima que mi abue compró en el metro) pero todas tienen algo en común: en serio dan miedo. Antes de sentirme aterrorizada por brujas y vampiros, mis mayores miedos de niña eran una mujer llorando por sus hijos y un charro que, en su caballo negro, se paseaba por las calles cuando todos dormíamos. Leerlas de nuevo cuando en mi casa hay una ofrenda siempre me trae buenos recuerdos y me pone la piel chinita. Recomiendo.

Ray Bradbury y Stephen King

Tal vez sea un poco cansado escuchar estos nombres una y otra y otra y otra vez durante estos días (sin duda hay otros autores con libros de terror que valen mucho la pena), pero Bradbury y King son los reyes por algo. No hay que leerse un libro entero de Ray, bastan con algunos cuentos que te harán sentir más que una novela de quinientas páginas (como La sirena), y si tienes más tiempo y ganas de no dormir puedes leer Cementerio de animales, para que nunca más desees que si tu mascota muere encuentres una forma de regresarle la vida o para que te alejes de los niños pequeños para siempre.

Over the Garden Wall

La serie y los cómics. Over the Garden Wall es otoño, octubre y Halloween, pero también me recuerda a nuestro Día de Muertos. Es una de esas series que se pueden maratonear leyendo o viendo (como Harry Potter, que también es grandiosa para ver en estos días) y siempre te harán sentir una calidez que se parece a ponerte suéter antes de salir a la calle cuando el viento sopla muy fuerte. Una historia que no está libre de monstruos y misterio, pero que te hacen sentir que nunca estás solo. Justo lo que necesitamos todos durante la época en que las cosas que no vemos pero sentimos llenan todos los espacios.

Puede interesarte

Los libros que adoptamos
Persépolis
Minuta de silencio
Por los niños

Deja un comentario

Efemérides

uncached

Twitter