Looking for Something?
Menu

Apostillas a Evodio Escalante

Por Ángel Gilberto Adame:

El 2 de mayo del presente año, el periódico Milenio publicó una nota de Evodio Escalante sobre el libro de Anthony Stanton titulado El río reflexivo. Poesía y ensayo en Octavio Paz (1931-1958).

Para Escalante, uno de los principales aciertos de esa publicación consiste en que Stanton, “haciendo gala de sus dotes de investigador […] les complica la plana tanto a Enrique Krauze, como a Guillermo Sheridan y Christopher Domínguez, todos autores de libros sobre Paz, al mostrar con apoyo en información periodística que el padre del poeta no habría fallecido el 8 de marzo de 1936, como sostienen éstos, sino el 10 de marzo de un año antes, o sea, 1935”.

En la obra motivo del artículo, Stanton cita a quienes se han dedicado con mayor ahínco al estudio de la biografía de Octavio Paz, para “señalar” el error en que incurrieron al referir la fecha de defunción del abogado Paz Solórzano:

Casi todos los estudiosos de Paz, sobre todo los que han investigado aspectos biográficos del poeta, han dado una fecha equivocada para la muerte de su padre. Enrico Mario Santí (El acto de las palabras, p. 29) afirma que el abogado murió en 1934 (aunque un año antes había escrito, en “Octavio Paz: The Family Romance”, Taller de Letras, núm. 24 (1996), p. 77, que la muerte ocurrió en 1936), mientras Guillermo Sheridan (Poeta con paisaje: ensayos sobre la vida de Octavio Paz, Era, México, 2004, p. 148) y Enrique Krauze (“Octavio Paz: el poeta y la revolución”, en Redentores. Ideas y poder en América Latina, Random House Mondadori, México, 2011, p. 529) proponen la fecha más común de 1936, misma que consigna Christopher Domínguez Michael en Octavio Paz en su siglo Aguilar, México, 2014, pp. 30 y 598. Así, muchos repiten la fecha que dio el mismo Octavio Paz en una entrevista con Felipe Gálvez: “Mi padre nació el 20 de noviembre de 1883. Murió en la estación del Ferrocarril Interoceánico, en Los Reyes-La Paz, el 8 de marzo de 1936 (“Octavio Paz en la memoria de Octavio Paz”, en Octavio Paz Solórzano, Hoguera que fue, Felipe Gálvez (comp.), Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Xochimilco, México, 1986, p. 74). Sin embargo, el poeta se equivocó. El efecto traumático de la muerte fue tan pronunciado que alteró para siempre la memoria del hijo. Su padre murió el 10 de marzo de 1935 a los 51 años. Véase “El Lic. Paz muerto bajo las ruedas de un tren”,  El Universal (2ª sección) (13 de marzo de 1935) p. 1.Una esquela se publicó en Excélsior (2°sección) (12 de marzo de 1935), p.3. Los restos del cuerpo, que había sido despedazado sobre los rieles en la estación de Los Reyes-La Paz, fueron entregados a la familia en un costal. Fueron velados en la casa de Mixcoac (Lic. Ireneo Paz 79) el día 12 de marzo a partir de las 11 de la mañana y el mismo día fueron sepultados en el Panteón de Dolores de la Ciudad de México[1].

En esta enumeración, apoyándose en la inexacta selectividad de su memoria, Stanton omitió un trabajo suyo de 2001 en el que afirmó: “Después de su inesperada e insensata muerte [de Octavio Paz Solórzano] en 1936, la sombra de su ausencia dejaría no pocas huellas en la poesía del hijo”[2].

Así pues, las “dotes de investigador” que Escalante atribuye a Stanton son desproporcionadas pues, si nos atenemos a la cronología, observamos que el primero en rectificar la fecha de defunción de Paz Solórzano fue Guillermo Sheridan cuando, luego de las pesquisas que relata en un artículo publicado en Letras Libres en junio de 2014, y de reconocer que en Poeta con paisaje había dado por buena la fecha aportada por el poeta, reprodujo el acta de defunción de Paz Solórzano, fechada el 11 de marzo de 1935[3].

La apología que Evodio Escalante hace de Stanton por la falsa primicia de la fecha en cuestión, me obliga a poner en duda su calidad como lector, más aún si esa fecha le parece la aportación más relevante de una obra que consta de 526 páginas. No menos extraño es que Stanton haya ignorado para su libro de 2015 la rectificación de Sheridan en junio de 2014.

Si nuestro objetivo es contribuir a la elaboración de la biografía de Octavio Paz, debemos hacerlo con humildad y reconociendo respetuosamente el trabajo de los demás, no como un concurso irrelevante de “enmendar planas” con comentarios oportunistas e interesados.


[1]Stanton, Anthony, El río reflexivo. Poesía y ensayo en Octavio Paz (1931-1958), El Colegio de México y Fondo de Cultura económica, México, 2015, p. 138.

[2]Stanton, Anthony, Las primeras voces del poeta Octavio Paz (1931-1938), Ediciones Sin Nombre y Conaculta, México, 2001, pág. 20.

[3] Nota de la redacción

Tres años antes, Enrique Krauze se había aproximado a la fecha exacta de la muerte de Octavio Paz Solórzano: “En el fondo de su memoria yacía, sepultado, el recuerdo más terrible. Los hechos ocurrieron el 8 de marzo de 1935”. (Redentores, Debate, 2011, p. 153)

NOTA: Una primera versión de este texto se publicó en Letras Libres

Puede interesarte

Vinilo o de la suerte
Música y memoria
Triunfalismo barato
La desolación de Nigel
Cómo no te voy a querer

Deja un comentario

Efemérides

uncached

Twitter