Looking for Something?
Menu

Algo más sobre las Tablas de Rui Barbosa de Oliveira


Rui Barbosa de Oliveira (Salvador de Bahía, 5 de noviembre de 1849 – Petrópolis, 1 de marzo de 1923) fue un importante jurista y político brasileño. Estudió la carrera de derecho en la Universidad de Sâo Paulo. Fue diputado, senador, ministro de finanzas e impuestos y diplomático. Por su participación distinguida en la Conferencia de la Haya de 1907, se ganó el apodo de Águila de La Haya. Se postuló sin éxito para la presidencia de Brasil en 1910 y nuevamente en 1919.

Independiente a su intensa actividad política, Barbosa participó en la redacción de diversas legislaciones y escribió múltiples textos jurídicos. Dentro de todo lo anterior podemos señalar Contra El Militarismo, Memoria del Ministerio de Finanzas (1891), Finanzas y Políticas de la República, Discursos y Escritos (1893), Un Código Civil Brasileño (1904) Deberes del Abogado (1911) y Oración a los Jóvenes (1920), entre muchos otros.

Rui Barbosa es autor de un famoso decálogo de ética profesional, conocido como las Tablas. En ellas se encierra el pensamiento del maestro sobre nuestra profesión. Lo compartimos:

1. Legalidad y libertad son las tablas de la ley del abogado. En ellas se encierran para él la síntesis de los mandamientos.


2. No desamparar la justicia, ni cortejarla.
 
3. No fallar al cliente en la fidelidad debida, ni negar el consejo.
 
4. No desertar de la legalidad hacia la violencia, ni cambiar el orden por la anarquía.
 
5. No preferir poderosos a desvalidos, ni rehusar el patrocinio de éstos contra aquéllos.
 
6. No servir a la justicia sin independencia, ni torcer la verdad ante el poder.
 
7. No colaborar en persecuciones o atentados, ni patrocinar la iniquidad o la inmoralidad.
 
8. No rehusar la defensa de causas impopulares o peligrosas cuando ellas son justas. Allí donde pueda verificarse, aunque solo sea un mínimo de justo derecho, no negar al afligido el consuelo con la imparcialidad de un juez y de una sentencia.
 
9. No convertir el estrado en mostrador, ni el saber en mercancía.
 
10. No mostrarse sumiso con los grandes, ni arrogante con los miserables. Servir al opulento con altivez y a los indigentes con caridad. Amar a la patria, amar mucho al prójimo, guardar la fe en Dios, en la verdad y en el bien.

Puede interesarte

París no se acaba nunca
Descanse en paz, el PRI
Dios
Boyhood

Deja un comentario

Efemérides

uncached

Twitter